Las autoridades colombianas cuidan la zona para que no se presenten imprevistos en la frontera.
AFP
2 Jul 2019 11:55 AM

Menor venezolano perdió sus ojos por disparos de perdigones de la Policía

Los hechos se dieron en medio de una protesta por gas que se llevó a cabo este 1 de julio en Táriba, estado Táchira.
Saul
Noriega
@noriegasaul

La madre de un venezolano de 16 años que perdió sus ojos tras recibir disparos de perdigones por la policía en una protesta, clamó "justicia" por este caso condenado por la oposición e investigado por la justicia.

"Quiero justicia, justicia, justicia", repetía este martes Adriana Parada, madre de Rufo Chacón, a las afueras del hospital de San Cristóbal, la capital de Táchira, donde su hijo es atendido.

Según Parada, el joven participaba en una manifestación el lunes en la localidad de Táriba -a 10 minutos de San Cristóbal- cuando fue impactado en el rostro con perdigones de goma que dispararon efectivos policiales.

Lea tambiénGobierno de Maduro gestiona carnet migratorio a colombianos que ingresan a Venezuela

"Mi hijo perdió los ojos solo por ayudarme a pedir el gas que necesitamos", lamentó entre sollozos. 

El médico Luis Ramírez, quien encabeza el equipo de especialistas que atiende a Rufo, confirmó que "el niño recibió 52 disparos perdigones en el rostro, lo que hizo que posteriormente perdiera completamente su visión".

Los funcionarios dispararon "a quemarropa" a menos de un metro de los manifestantes, dijo el diputado del consejo legislativo regional, Juan Carlos Palencia. 

"No nos acostumbraremos, no dejaremos de llamarlos asesinos", dijo el líder opositor Juan Guaidó -reconocido como presidente encargado de Venezuela por medio centenar de países-, al tildar lo ocurrido como un "sádico acto". 

Vea también: Críticas y burlas a Ivanka Trump por su participación en Cumbre G20

El fiscal general, Tarek William Saab, informó que dos policías de Táchira están detenidos y "serán severamente sancionados ante esta violación" de los derechos humanos.

Los vecinos, denunciaban que tenían un año sin servicio de gas, lo que los había llevado a realizar sus reclamos en la calle, en otras ocasiones. El joven afectado había salido junto con su hermano y su madre a protestar, pero fue uno de los blancos principales de la represión.

El hecho se produce en medio de la conmoción causada por la muerte, el sábado, del capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo, detenido por su presunta vinculación en un plan para asesinar al mandatario Nicolás Maduro.

Las deficiencias en la distribución de gas -monopolizada por el gobierno a través de la estatal petrolera PDVSA- se han acentuado en el último año en varios estados del país, dando lugar a recurrentes protestas.

En lo que va de 2019 la ONG Observatorio Venezolano de Conflictos (OVCS), "ha contabilizado 416 protestas solo por este servicio".

Le puede interesar: EE.UU. culpa a Maduro y "sus asesores cubanos" de la muerte de militar

Táchira, al igual que la mayoría de las regiones del interior del país, registra frecuentes apagones que se han recrudecido desde marzo, así como dificultades en el surtido de combustible y agua.

Fuente
Sistemas Integrado de Información y AFP