Cae del poder Omar al Bashir en Sudán
Cae del poder Omar al Bashir en Sudán
AFP
11 Abr 2019 06:21 PM

Manifestaciones en Sudán dejan trece muertos

os militares derrocaron al presidente Omar al Bashir, a quién los ciudadanos querían fuera.
Daniela
Henao Cardozo
@CHenaodaniela

Al menos 13 personas han muerto en protestas en varios puntos de Sudán, coincidiendo con el derrocamiento del presidente Omar al Bashir a manos del Ejército después de casi cuatro meses de movilizaciones en las calles del país en contra del mandatario.

El Comité Central de Médicos, un sindicato opositor del sector, ha anunciado que lo fallecimientos fueron producto de "disparos de las fuerzas del régimen", sin especificar qué cuerpos de seguridad han abierto el fuego contra los manifestantes.

Lea aquí: Sudán anula pena de muerte a joven que apuñaló a su esposo cuando intentó violarla 

Dos de las víctimas murieron en punto de concentración de la protesta que tiene lugar desde el pasado sábado en las cercanías de la sede de la comandancia del Ejército sudanés, en la capital Jartum, donde miles de personas siguen concentradas esta noche a pesar de la orden de toque de queda nocturno con vigencia de un mes.

Y es que las fuerzas armadas sudanesas, que derrocaron al presidente Omar al Bashir tras 30 años en el poder, anunciaron un Consejo militar de transición que permanecerá en el poder por dos años; una decisión que no contentó a los miles de manifestantes.

Estados Unidos se mostró contrario a que los militares esperen dos años para convocar elecciones generales en el país africano. Junto a la Unión Europea, instaron a los militares a integrar a civiles en la transición. También pidieron una reunión de urgencia en el Consejo de Seguridad de la ONU para discutir la crisis.

Por su parte, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, pidió que la transición en Sudán cumpla con las "aspiraciones democráticas" de su pueblo.

No obstante los llamados internacionales, el teniente general Awad Ibnouf, hasta ahora ministro de Defensa de Sudán, juramentó como líder del Consejo militar de transición en presencia del máximo representante del sistema judicial, en un acto retransmitido por televisión.

De interés: ¿Hay división entre militares venezolanos que salieron de su país?

Los manifestantes cantaban su consigna "¡paz! ¡Justicia! ¡Libertad!" mientras llenaban el extenso complejo de Jartum por sexta noche consecutiva.

"La gente no quiere un consejo militar de transición" declaró en un tuit Alaa Salah, la estudiante que se convirtió en el "icono" del movimiento. "Queremos un consejo civil para llevar adelante la transición", añadió.

Awad Ibnouf anunció la suspensión de la Constitución de 2005, el cierre de las fronteras y del espacio aéreo, el cese el fuego nacional y el estado de emergencia en todo el país.

Con 75 años, Omar al Bashir, que desde hace diez años se enfrenta a dos órdenes de captura  de la Corte Penal Internacional por crímenes de guerra, contra la humanidad y genocidio en la provincia de Darfur, gobernó su país con mano de hierro durante tres décadas.

Seguirán las manifestaciones

La movilización de miles de sudaneses se inició por la decisión del gobierno de triplicar el precio del pan, el 19 de diciembre de 2018, en medio de una crisis económica. Desde entonces, más de 50 personas han muerto en las manifestaciones.

La Alianza para la Libertad y el Cambio, que reagrupa a los diferentes grupos opositores a al Bashir, denunció en un comunicado un "golpe conducido por el régimen" y pidió que continúen las manifestaciones.

"El régimen organizó un golpe militar presentando las mismas caras (...) contra las que nuestra gente se rebeló", indicó el texto.

Poco antes del anuncio de destitución de al Bashir, el servicio de inteligencia, brazo de la represión de las manifestaciones que sacuden al país desde diciembre, anunció la liberación de todos los presos políticos del país.

Toma de edificios oficiales

En Jartum, los organizadores de la protesta pidieron a la población que preservaran los bienes públicos y privados y que no atacaran a los militares.

Pero en el este del país los manifestantes ingresaron en un edificio de los servicios de inteligencia en Kasala, según testigos, luego de que los oficiales rechazaran liberar a los detenidos.

En las ciudades de Madani, Gadaref, Puerto Sudán, Al Obeid y Kasala también había importantes concentraciones de manifestantes.

Desde el sábado los ciudadanos resistieron en varias ocasiones a los intentos del servicio de inteligencia, NISS, de dispersarlos con gases lacrimógenos, en vano, según los organizadores de la protesta.

Egipto, un vecino clave de Sudán, aseguró que daba "apoyo total a las decisiones del pueblo sudanés" y pidió a "la comunidad internacional que lo apoye en esta fase histórica crucial".

La Unión Africana, por su parte, reaccionó indicando que "el golpe militar no es la respuesta adecuada a los desafíos que enfrenta Sudán y a las aspiraciones de su pueblo".