Califato
"En Siria, la situación sigue siendo muy degradada, con riesgos importantes para la seguridad regional e internacional"
AFP
16 Feb 2019 03:15 PM

Los días del "califato" en Siria están contados

Unos 440 yihadistas se rindieron en estos dos últimos días, según el OSDH.
Laura María Sánchez Pico
Laura María
Sánchez Pico
@LauramSanchezp

La victoria sobre el grupo Estado Islámico (EI) en Siria se anunciará "en unos días", afirmó el sábado un comandante de la alianza kurdo-árabe que lucha contra los yihadistas atrincherados en el último reducto de su "califato". 

"En un plazo muy corto, de no más de unos días, anunciaremos oficialmente el fin de la existencia del EI", declaró el comandante de la fuerza kurdo-árabe, Yia Furat, en rueda de prensa en la base de Al Omar

Según este comandante de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), los yihadistas están atrincherados en "un barrio (cuya superficie) está estimada en 700 metros de largo y 700 metros de ancho", es decir medio kilómetro cuadrado, en la localidad de Baghuz, en el este sirio. 

El EI conquistó en 2014 amplias zonas y grandes ciudades de Siria e Irak, de una superficie comparable a un país como el Reino Unido. Pero su autoproclamado "califato" quedó reducido ahora a unos centenares de yihadistas, rodeados en su último bastión de la provincia de Deir Ezzor. 

Lea también: Donald Trump prepara retiro de tropas de Siria, ante derrota del Estado Islámico

Las FDS, y la coalición antiyihadista liderada por Estados Unidos que las apoya, reconocieron el sábado que la presencia de "numerosos civiles" frena sin embargo su avance. 

Hay "numerosos civiles en el interior" del reducto defendido por los yihadistas, había indicado poco antes a un portavoz de las FDS, Adnan Afrin. 

"Nos ha sorprendido ver a numerosos civiles emerger de los túneles" cavados por el EI, añadió.  

"No contábamos con tantos (...) por eso (la operación) va más lenta", dijo. 

"Cientos de civiles siguen huyendo y los que pudieron escapar explican que el EI los utiliza como escudos humanos", explicó  el coronel Sean Ryan, portavoz de la coalición antiyihadista, liderada por Washington. Los bombardeos fueron "reducidos para ayudar a la protección de estos civiles", agregó. 

Desde el lanzamiento en diciembre de la ofensiva de las FDS para eliminar el último reducto del "califato", unas 40.000 personas huyeron de la zona de combates. 

Entre ellos figuran numerosos miembros de las familias de los yihadistas, algunos de ellos franceses, alemanes, rusos, ucranianos y muchos iraquíes, constataron periodistas. 

"Hay una escisión entre los combatientes yihadistas locales y los extranjeros en el terreno. Los yihadistas locales quieren abandonar mientras que los extranjeros impiden cualquier rendición", indicó Afrin. 

"Iraquíes, turcos y europeos", así como egipcios y libios todavía están presentes en el sector, según este portavoz de las FDS. 

Según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH), las FDS siguen rastrillando los campos en los alrededores de Baghuz "buscando combatientes del EI escondidos en túneles". 

Las FDS tienen que "desminar y mantenerse atentos a los combatientes del EI que podrían hacerse estallar o atacar sus posiciones con coches o motos llenos de explosivos", según el coronel Ryan. 

Unos 440 yihadistas se rindieron en estos dos últimos días, según el OSDH, pero esta cifra no pudo ser confirmada con las FDS. 

Lea además: Guaidó convoca movilización en toda Venezuela por ayuda humanitaria

En paralelo a este anuncio, el vicepresidente estadounidense Mike Pence prometió que Estados Unidos seguirá trabajando contra "los remanentes del EI" a largo plazo, a pesar de la retirada anunciada de 2.000 soldados estadounidenses de Siria. 

"Estados Unidos mantendrá una fuerte presencia en la región" y "seguirá trabajando con todos sus aliados para perseguir a los remanentes del EI dondequiera que estén y cada vez que asomen la cabeza", aseguró Pence desde la Conferencia de Seguridad de Múnich. 

En paralelo, el presidente francés Emmanuel Macron habló con su homólogo ruso Vladimir Putin y evocaron la situación "muy degradada" en Siria, anunció el sábado la presidencia francesa y el Kremlin. 

"En Siria, la situación sigue siendo muy degradada, con riesgos importantes para la seguridad regional e internacional", estimó el palacio del Elíseo. 

El Kremlin indicó en un comunicado que Putin transmitió a Macron "informaciones sobre la preparación por combatientes armados de provocaciones con sustancias químicas tóxicas" en la provincia siria de Idlib (noroeste), única región siria controlada por los rebeldes. 

Precisamente esa región fue objeto de intensos bombardeos del régimen este sabado, que acabaron con la vida de 18 civiles, en las localidades de Maaret al-Noman y Jan Sheijun, informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) 

Fuente
AFP