Pedro Pablo Kuczynski condenado a prisión
Pedro Pablo Kuczynski condenado a prisión preventiva.
AFP
19 Abr 2019 04:19 PM

Imponen prisión preventiva a Kuczynski por caso Odebrecht

Un juez impuso 36 meses de prisión preventiva contra el expresidente de Perú.
Cristian
Cristian
Serrano

Un juez de Perú impuso este viernes 36 meses de prisión preventiva contra el expresidente Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018) mientras es investigado por un presunto lavado de activos vinculado con la constructora brasileña Odebrecht, pese a que el exmandatario se encuentra hospitalizado.

La decisión fue tomada por el juez Jorge Chávez, quien consideró que existen evidencias de que Kuczynski, quien se encuentra en una clínica de Lima, "hizo actos de conversión" de activos, ocultó y dio información falsa, y no cuenta con arraigo en el país, ya que su esposa y su familia residen en Estados Unidos. 

"Tercer Juzgado de Investigación Preparatoria Nacional Permanente Especializado en Delitos de Corrupción de Funcionarios ordena 36 meses de prisión preventiva para expresidente Pedro Pablo Kuczynski, investigado por lavado de activos con agravante de pertenencia a organización criminal", señaló el Poder Judicial en su cuenta Twitter.

Lee también: Fiscal de Perú insiste en prisión para expresidente Kuczynski por Odebrecht

Kuczynski, un exitoso exbanquero de Wall Street, es investigado por pagos de Odebrecht a dos empresas ligadas a él cuando se desempeñaba como ministro de Economía del gobierno de Alejandro Toledo (2001-2006).

Odebrecht reveló a fines de 2017 que había pagado casi cinco millones de dólares por asesorías a las empresas First Capital y Westfield Capital, vinculadas con él. 

La Fiscalía asegura que Kuczynski favoreció a Odebrecht a través de un entramado legal en la construcción de la carretera interoceánica Perú-Brasil y en el proyecto de irrigación hidroenergética Olmos, en el norte de Perú.

Consulte también: Guaidó convoca a la marcha "más grande de la historia" en Venezuela

Además, Jorge Barata, exjefe de Odebrecht en Perú, dijo a fiscales peruanos en Brasil que la empresa aportó 300.000 dólares a la campaña presidencial de Kuczynski en 2016, un monto que no figura en los registros de ingresos.

Esta revelación provocó un proceso de destitución en el Congreso, que culminó con la renuncia de Kuczynski en marzo de 2018.