Hillary Clinton excandidata presidencial en Estados Unidos
La exsecretaria de Estado y excandidata presidencial de Estados Unidos, Hillary Clinton.
AFP
24 Oct 2018 12:47 PM

Hillary Clinton cree que EE.UU. vive tiempos difíciles por amenazas de bomba

La excandidata presidencial por el partido demócrata se refierió al paquete sospechoso que fue enviado a su casa en Nueva York.

La excandidata presidencial Hillary Clinton dijo que Estados Unidos vive "tiempos difíciles" y llamó a la unidad nacional luego de haber sido una de las prominentes personalidades demócratas que recibieron paquetes sospechosos de contener explosivos.

"Estamos bien, gracias a los hombres y mujeres del Servicio Secreto que interceptaron el paquete dirigido a nosotros mucho antes de que llegara a casa", dijo. 

Lea también: Residencia de Obama y de Hillary Clinton, cercadas por amenazas de bomba

"Pero estos son momentos difíciles, ¿cierto? Es una época de divisiones profundas y tenemos que hacer lo que podamos para unir a nuestro país", añadió.

La exsecretaria de Estado estaba este miércoles en un evento de recolección de fondos para la candidata demócrata al Congreso Donna Shalala en Miami, Florida.

Consulte también: Precio del dólar en Colombia se dispara a causa de paquetes sospechosos en EE.UU.

Poco antes, al norte de Miami, el edificio donde tiene su oficina la congresista demócrata Debbie Wasserman Schultz, en Sunrise, fue evacuado debido a un paquete sospechoso.

Las autoridades informaron que en las últimas 24 horas han interceptado paquetes sospechosos de contener explosivos enviados a prominentes demócratas como Clinton y el expresidente Barack Obama.

También recibieron paquetes sospechosos la oficina de CNN en Nueva York y, el lunes pasado, el multimillonario filántropo George Soros, quien se ha convertido en blanco favorito de grupos de derecha.

La interceptación de estos paquetes se produce cuando Estados Unidos está en plena campaña para las elecciones legislativas de mitad de mandato del 6 de noviembre, consideradas como un referendo para Trump y el gobernante Partido Republicano.