El príncipe Harry y la duquesa de Sussex, Meghan Markle.
El príncipe Harry y la duquesa de Sussex, Meghan Markle.
Foto: AFP
26 Feb 2020 02:55 PM

Harry atiza polémica: pide que no lo llamen príncipe

Estuvo en su primer acto público desde que anunció que dejará la monanquía.
Germán
Germán
Espejo
@gerespejo

El príncipe Harry afirmó este miércoles que la industria turística escocesa puede estar a la "vanguardia" para liderar el turismo sostenible y convertirse en un ejemplo dentro de este sector para el resto del Reino Unido y el mundo.

Durante un evento celebrado este miércoles en Edimburgo, el nieto de la reina Isabel II dijo que es necesario que la industria colabore unida porque la investigación muestra que el esfuerzo por caminar hacia un turismo de desarrollo sostenible "no ha logrado alcanzar la conciencia de los consumidores".

"Escocia es uno de los destinos turísticos de más rápido crecimiento en todo el mundo y está a la vanguardia de un enfoque más sostenible, por ello su comprensión de estos temas es increíblemente valiosa", señaló ante una audiencia de unas cien personas relacionadas con el sector turístico.

El duque de Sussex, que pidió a los organizadores que lo presentaran únicamente bajo el nombre de "Harry", fundó la plataforma Travalyst, abanderada de estos valores sostenibles, junto con empresas del sector turístico como Booking.com, Skyscanner, Tripadvisor, Trip.com y Visa.

El objetivo del evento celebrado en la capital escocesa fue poner en común nuevas ideas que fomenten la sostenibilidad, como la creación de un sistema de puntuación en Internet que sirva para medir cómo de ecológicas son las prácticas de la aviación, los alojamientos y las experiencias vacacionales en general.

Se trata del primer acto público del duque de Sussex desde que anunció, junto a su esposa Meghan Markle, que dejará de representar a la monarquía británica el próximo 31 de marzo.

La pareja cumplirá así su objetivo de dar un paso atrás en las funciones como miembros de la realeza británica y financiarse de forma independiente, una decisión que ha generado controversia, pero que ha logrado el aval de la soberana.

El año pasado, Harry y Meghan se vieron envueltos en una polémica por haber utilizado un avión privado hasta cuatro veces en dos semanas para sus vacaciones, un gesto que fue considerado por algunos medios como "hipócrita" porque la alta contaminación y el elevado coste de los vuelos contradice su compromiso contra la pobreza y el cambio climático.

Harry ha defendido el uso ocasional de este aparato por cuestiones de seguridad, pero ha dicho que suele utilizar vuelos comerciales y ayer mismo sorprendió a los pasajeros que, como él, tomaron el tren para desplazarse desde Londres a Edimburgo. 

Fuente
EFE - Edimburgo (Reino Unido)