Golpe militar en Mali
Militares en las calles de Bamako, en Mali.
AFP
18 Ago 2020 03:46 PM

Golpistas en Malí aseguran tener en su poder al presidente y primer ministro

La comunidad internacional pide que cese el uso de la fuerza y mantengan respeto por las instituciones republicanas.
agenciaefe
Agencia
Efe

Los militares malienses que hoy protagonizaron un golpe de estado en Bamako, afirman tener en su poder al presidente de Mali, Ibrahim Bubacar Keita, así como a su primer ministro, Bubu Cissé. 

Uno de los militares amotinados en el cuartel de Kati, desde donde partió el movimiento esta mañana, dijo a los periodistas que las dos máximas autoridades de la república están en su poder, sin dar más precisiones.

Lo cierto es que el presidente y el primer ministro estuvieron ausentes durante las largas horas que duró lo que parecía un motín y luego se transformó en golpe de estado. 

Incluso un comunicado supuestamente firmado por Cissé esta misma tarde, que apelaba al diálogo con los golpistas, fue puesto en duda por los observadores y atribuido a personas de su entorno que trataban de ocultar la gravedad de la situación. 

La noticia del aparente triunfo del golpe se expandió inmediatamente por la capital, por cuyas principales avenidas circulan vehículos militares, y en donde miles de personas salieron a las calles en actitud festiva, celebrando lo ocurrido, que aparentemente ha tenido lugar sin derramamiento de sangre. 

Lea aquí: Alarmas por posible golpe de Estado en Mali tras motín militar

El presidente de Comisión de la Unión Africana (UA), Moussa Faki Mahamat, condenó hoy "enérgicamente" el golpe de Estado en Mali y exigió a los golpistas la "liberación inmediata" del presidente maliense, Ibrahim Bubacar Keita, y de otros miembros del Gobierno. 

"Condeno enérgicamente cualquier intento de cambio anticonstitucional y pido a los amotinados que cesen todo uso de la violencia y el respeto por las instituciones republicanas", manifestó Mahamat en su cuenta de Twitter. 

El jefe de la Comisión hizo también un llamado a la Comunidad Económica de Estados de África del Oeste (CEDEAO), a la ONU y a toda la comunidad internacional con el fin de que "combinen de manera efectiva sus esfuerzos para oponerse a cualquier uso de la fuerza para poner fin a la crisis política en Mali".

Justamente la CEDEAO exigió hoy a los militares amotinados en Mali "volver a los cuarteles sin demora". En un comunicado emitido desde su sede, la CEDEAO recordó su "firme oposición a cualquier cambio político inconstitucional" e instó a los militares a "mantener una postura republicana". 

El bloque regional condenó "enérgicamente la tentativa actual y tomará todas las medidas y acciones necesarias para restaurar el orden constitucional por el restablecimiento de las instituciones democráticamente elegidas".

Asimismo, la CEDEAO instó a todas las "partes interesadas" en Mali a "privilegiar el diálogo para resolver la crisis que atraviesa su país".

Por su parte, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, advirtió este martes que un golpe de Estado "nunca es la solución a una crisis", tras el levantamiento en Mali. 

Le puede interesar: Presidente de Bielorrusia acusa a la oposición de intentar tomar el poder y moviliza tropas

"La Unión Europea sigue de cerca lo que sucede en Mali. Un golpe de Estado nunca es la solución a una crisis, por muy profunda que sea", escribió Michel en su cuenta de Twitter.

El político belga expresó su apoyo a la Comunidad Económica de Estados del África del Oeste, "para continuar con los esfuerzos realizados y salir de la crisis".