Nicolás Maduro
Nicolás Maduro, presidente de Venezuela.
AFP
30 Sep 2018 06:53 PM

Gobierno de Maduro ataca a Francia por apoyar iniciativa ante CPI

Venezuela manifestó "su más contundente rechazo a la actitud injerencista e intervencionista" del Gobierno francés.
Daniel Zabala
Daniel
Zabala

El Gobierno del presidente venezolano Nicolás Maduro aseguró que Francia se sumó a la iniciativa de seis países para denunciar a la nación suramericana ante la Corte Penal Internacional (CPI) por presuntas violaciones a los derechos fundamentales, le ataca "con fines populistas".

A través de un comunicado, la Cancillería venezolana acusó a la nación europea de sumarse a la iniciativa en su contra ante la CPI, con sede en La Haya, "para mejorar la desprestigiada imagen del presidente (Emmanuel) Macron y su Gobierno", un acto que, señala, "se asemeja al mejor estilo racista de la ultraderecha francesa".

En tal sentido, Venezuela manifestó "su más contundente rechazo a la actitud injerencista e intervencionista" del Gobierno francés, y recordó que ambos países "comparten históricos vínculos sociales, económicos, políticos y culturales, alentados a través de los años a partir del respeto y la cooperación".

"La arrogante actitud asumida por el Gobierno francés impacta negativamente las buenas relaciones que ambos países han sostenido por décadas", se añade en el texto.

El pasado jueves, Colombia, Argentina, Chile, Paraguay, Perú y Canadá solicitaron a la CPI que investigue las presuntas violaciones a los derechos humanos en Venezuela ocurridas desde el 12 de febrero de 2014.

(Lea acá: Francia apoya que CPI investigue crímenes en Venezuela)

En el documento enviado por estas naciones a La Haya se pide además determinar "si una o más personas deberían ser acusadas" por crímenes de lesa humanidad, informó entonces la fiscal jefe de la CPI, Fatou Bensouda.

A la iniciativa de estos seis países americanos contra Venezuela se unió el sábado Francia, que señaló en un comunicado estar preocupada "en particular (por) el deterioro de la situación económica que obliga a cientos de miles de ciudadanos venezolanos a exiliarse y a buscar refugio".

El apoyo de Francia a la medida fue saludado por el presidente colombiano, Iván Duque, quien agradeció a Macron de forma pública por lo que consideró una "muestra de solidaridad con el pueblo venezolano".

Se trata de la primera vez en los 16 años de historia de la CPI que un grupo de Estados Parte remiten la situación de un tercer país a la Fiscalía, aunque esto no signifique la apertura formal de una investigación.

En febrero de este año, la CPI abrió un examen preliminar contra Venezuela, que puso el foco en los supuestos abusos del Estado desde abril de 2017, cuando el Supremo dejó sin competencias al Parlamento, único poder que controla la oposición.