Chapecoense y las familias de las víctimas siguen sin resolver el tema de las indemnizaciones
Chapecoense y las familias de las víctimas siguen sin resolver el tema de las indemnizaciones
AFP
27 Nov 2018 10:00 PM

Familiares de Chapecoense se preguntan quién puso a Lamia en el mercado

Las familias de las víctimas del avión que se estrelló en Antioquia no saben si algún día obtendrán respuestas.

Tras cumplirse dos años del accidente que enlutó al mundo por la muerte de 71 personas, entre ellas la mayoría de integrantes del equipo de fútbol Chapecoense, las familias de las víctimas siguen en espera de respuestas para entender qué fue lo que sucedió aquél fatídico 28 de noviembre de 2016.

En diálogo exclusivo con LA FM, Fabienne Belle, presidenta de la Asociación de Familiares y Amigos de las Víctimas del Vuelo de Chapecoense, relató cómo ha sido la lucha judicial de los familiares, al tiempo que contó cómo han transcurrido 24 meses sin su seres queridos.

 

Consulte nuestro especial Chapecoense por siempre

Belle aseguró que el accidente fue algo catastrófico para todas las familias. Y es que tras la tragedia quedaron niños pequeños, sin sus padres, que sufren todo tipo de dificultades emocionales y psicológicas. De igual forma, quedaron las viudas que, además de tener que lidiar con sus propias dificultades, tienen que cuidar de sus hijos a pesar de las dificultades financieras.

Escuche el relato de Fabienne Belle en LA FM:

Fabienne Belle

0:27 5:25

“Todos los que estaban en el avión eran responsables de sus familias y hoy las víctimas buscan un camino para dar continuidad a sus vidas en el día a día”, dice Fabienne.

Vea también: Por siempre! Así fueron los minutos de silencio más recordados en homenaje a Chapecoense

El pasado mes de octubre, los familiares de los jugadores de Chapecoense fueron a Bolivia en busca de respuestas por parte de la aseguradora contratada por la aerolínea LaMia. La presidenta de la Asociación de Familiares y Amigos de las Víctimas del Vuelo de Chapecoense aseguró que en dicho país no les ofrecieron ningún tipo de ayuda.

“Tristemente, las autoridades, tanto en Bolivia como en Colombia, se ponen a disposición de manera educada, pero finalmente no ofrecen ningún tipo de ayuda. En realidad, nuestra lucha es con las familias solas. Nosotros conseguimos muchos documentos, muchas pruebas importantes de todos los involucrados en la cadena del accidente pero sin obtener ayuda de las autoridades”.

Un accidente que comenzó mucho tiempo antes

Belle, que en medio del accidente de avión perdió a su esposo, el fisiólogo del club, Cezinha, relató a los micrófonos de LA FM que este accidente comenzó mucho antes de que el avión cayera y no se explica cómo una aeronave en tan precarias condiciones pudo volar.

“El avión fue autorizado a despegar por un órgano supervisado por el gobierno de Bolivia, por un órgano del gobierno de Brasil y por un órgano colombiano y estas entidades tienen la obligación de velar por el bienestar de los pasajeros”.

La viuda de Cezinha denuncia que hubo muchas negligencias de esos órganos de los tres países que llevaron a que ese avión cayera. “Ellos permitieron que el avión saliera con un plan de vuelo sin condiciones aptas para llegar a su destino y con un seguro muy por debajo de lo que se exige por las normas de aviación mundiales”, agregó.

Le puede interesar: Yaneth Molina, la controladora que hizo todo por salvar a Chapecoense 

Fabienne, en cabeza de la fundación, reveló que este 28 de noviembre vence el plazo oficial para establecer la posición jurídica respecto a las medidas que caben en su situación. “Nuestro departamento jurídico está ayudando a las familias a mover sus acciones en la justicia; con la llegada de ese plazo, todas las familias ya estarán posicionadas respecto a las acciones jurídicas que involucran a todos los actores de la cadena del accidente”.

La responsabilidad del club

Belle relata que, infelizmente, el Chapecoense es una de las instituciones involucradas en el accidente, porque fueron ellos los que firmaron un contrato con una compañía aérea de políticas dudosas.

“Chapecoense ya había viajado con LaMia hasta Barranquilla en el mes de octubre de 2016.  Yo creo que existe una ley de mercado en la que el cliente busca la compañía aérea que es ofrecida y no sé cómo LaMia llegó a contactar a Chapecoense o a la selección Argentina, teniendo en cuenta el tipo de políticas que tenían y el tipo de operación que ellos hacían”, manifestó.

“No puedo entender cómo una empresa aérea de las condiciones de LaMia fue autorizada a volar y aún no consigo comprender cómo una empresa así llevó a la selección Argentina, con Lionel Messi. Tal vez, si el accidente aéreo hubiera pasado con Messi, el tratamiento que las familias estarían recibiendo hoy sería muy diferente”, agregó Belle.

Si bien es cierto que la presidenta de la Asociación de familiares cree que Chapecoense tiene la responsabilidad por contratar a LaMia, también es consciente de que LaMia fue presentada en el mercado de una forma general. “Ellos fueron presentados a la selección de Bolivia, a la selección de Argentina, a otros equipos de futbol, incluso de Brasil. Pero yo me pregunto ¿Quién puso a LaMia en el mercado? ¿Esa persona sabía que LaMia operaba de esa forma? Esas son preguntas mucho más profundas que nosotros quisiéramos evaluar de la misma manera que se habla de la caída del avión por las acciones del piloto”.

Irregularidades con la aseguradora

Dentro de las irregularidades que se cuestionan los familiares de las víctimas, también se preguntan cómo la compañía de seguros no evaluó el riesgo de trasportar a un jugador como Lionel Messi en su momento. “La aseguradora colocó un seguro de 25 millones (de reales); con ese detalle uno empieza a percibir que fueron muchas las instituciones negligentes en relación con a quien estaban transportando”.

Desde las familias de los jugadores de Chapecoense afirman que, a diferencia de muchos accidentes aéreos, este no se dio por la falla de una pieza; sostienen que en este caso sucedió porque varias personas que trabajan en diferentes instituciones fueron negligentes en las respectivas etapas de supervisión.

“No sabemos si algún día vamos a tener la oportunidad de obtener algún tipo de respuesta. Infelizmente, las cosas funcionan de esa manera, aunque la posición de todos los órganos con los que entramos en contacto, fue de solidaridad y sentimiento por nuestra perdida, no daban información o no pudieron ayudar”.

“Esta tragedia sucedió con mi familia y con la de otros 63 brasileros; infelizmente, nuevas tragedias van a suceder, y ya han pasado, pero ninguna de ellas fue por operación inadecuada como fue el caso de este vuelo de LaMia”.

Dolor de esposa

“La pena que tengo por no tener a mi marido cerca, no quiero que nadie en el mundo la sienta y si mi posición y la de la asociación sirven para impedir que nuevas LaMias sean formadas y que se eviten este tipo de tragedias, la causa ya habrá contribuido mucho para dar paz en el corazón de los seres queridos”, sostuvo la mujer víctima por la pérdida de su esposo.

Es un dolor que no consigo medir. Fue una situación absurda, una pérdida irreparable. Nosotros estábamos casados hace 22 años, no tenemos hijos, mi vida era en función de él y la de él en función de mí. Abandoné todos mis proyectos para acompañar la carrera de mi marido, porque él siempre trabajó fuera de Brasil o en otros estados. Todo mi proyecto de vida era al lado de él, así que el día 3 de diciembre de 2016, el día que lo enterré a él, también enterré mi vida”.

En medio del dolor, Fabienne relata que todo aquello que había construido en 22 años se fue junto a su marido. “No es solo el dolor de la pérdida, sino la necesidad de encontrar un camino para seguir adelante e intentar construir una nueva historia y un nuevo proyecto. En estos dos años, no dejé de pensar ni un día en ese accidente, porque terminé convirtiéndome en la presidenta de la Asociación de víctimas. Ahora, poco a poco, estoy logrando poner nuevos objetivos en mi vida, para que yo pueda comenzar una nueva historia, pero este es un dolor insoportable”.

De interés: Qué impacto tuvo la tragedia del Chapeconse en internet

Esta mujer, que en estos dos años ha liderado la lucha de las familias damnificadas por el accidente del avión de LaMia, relata que durante los primeros seis meses no dormía y hasta hoy siente los efectos del estrés postraumático. “Esa es una cosa que puede que a través de los años disminuya, aunque aún está presente en mi vida y sé de otros familiares que sienten esa misma frustración.

La visión desde la tripulación del avión

Desde otro punto de vista, pero desde el mismo dolor por las secuelas del accidente, LA FM también habló con Ximena Suárez, sobreviviente y tripulante de cabina del avión de LaMia.

A diferencia de las familias de Brasil, Suárez afirma que el tema de la indemnización ya quedó resuelto, por lo menos con la tripulación. “Ese tema se arregló con todos, o casi todos. Lo que está en veremos es la indemnización con los brasileros; eso todavía no ha concluido y aún no se ha llegado a un acuerdo.

A continuación la entrevista con Ximena Suárez en LA FM

Ximena Suárez

0:27 5:25

Si bien Suárez destaca que se llegó a un acuerdo sobre la compensación con el resto de la tripulación del avión, niega tener conocimiento de cómo se realizó este procedimiento. “La aseguradora hizo la reunión individualmente con cada familiar, por lo que no tengo detalles”.

La tripulante del avión accidentado afirmó que quedó tranquila con la compensación recibida. “No puedo hablar acerca del acuerdo, pues es un tema confidencial, pero con la indemnización quedamos conformes las dos partes”.

Al ser consultada por el accionar de la aerolínea tras el choque del avión, Suárez sostiene que, después del accidente, LaMia desapareció. “No se supo nada y nadie dio la cara, fue como si la aerolínea nunca hubiera existido; tanto así que a nosotros no nos indemnizó LaMia, nos compensó la aseguradora”.

Ximena Suárez también resaltó la velocidad con la que se desvaneció la aerolínea. “Pasó el accidente y al mes no se sabía nada y desde LaMia no hubo nadie para que respondiera por el hecho”.

A las víctimas que hacían parte de la tripulación los indemnizaron, mientras que a los familiares de los jugadores no les han dado respuesta concluyó Ximena. “Con ellos todavía no han arreglado nada… todavía siguen esperando".

Fuente
LA FM