Mineros atrapados en China
AFP
20 Ene 2021 12:31 PM

Explosión en mina en China: uno de los trabajadores atrapados entró en coma

El trabajador atrapado presenta graves heridas en la cabeza.
agenciaefe
Agencia
Efe

Uno de los 22 trabajadores que se encuentran atrapados desde el pasado 10 de enero  tras una explosión en una mina de oro en construcción en el este de China, entró en coma tras sufrir heridas graves en la cabeza a consecuencia de la deflagración, informan los medios oficiales.

Según indicó la agencia estatal Xinhua, es bueno el estado físico de ocho de los once trabajadores atrapados en la sección número cinco de la galería, según explicaron ellos mismos a través de un teléfono desplegado a través de uno de los conductos excavados por los equipos de rescate.

Le puede interesar: Niño perdió sus piernas en un reto viral

Sin embargo, otros dos manifestaron ligeros malestares y el último, que perdió la consciencia tras la explosión, se encuentra en estado grave.

Asimismo, esos mineros apuntaron que otro minero atrapado en la sección sexta también está herido, aunque se desconoce su estado exacto.

Por el momento no se sabe nada de las otras diez personas que se encontraban en la mina en el momento del incidente, que se produjo a unos 240 metros de la entrada, aunque se cree que los 22 trabajadores estaban en ese momento a unos 600 metros del punto en cuestión.

A través de los conductos abiertos se han enviado también líquidos con nutrientes, gachas de mijo, termómetros o mantas.

Lea además: Drama de tres menores: un bebé fruto de una relación de 12 y 15 años de edad

Los mineros pidieron anoche que se les enviase un teléfono de repuesto debido a que el agua que se acumula en la mina está provocando fallos a la hora de establecer contacto, algo que se hará varias veces al día para tratar de aliviar su ansiedad.

Hasta el momento se han excavado un total de diez conductos y las autoridades estudian cómo tratar de llevar a cabo el rescate, una tarea de gran dificultad debido a que en algunas zonas se superponen conductos de ventilación, tuberías de drenaje o cables eléctricos.

La Comisión Nacional de Sanidad envió ayer desde Pekín a un equipo de expertos a la zona de Qixia, donde se encuentra la mina, para ayudar en diferentes campos de cuidados médicos -cuidados intensivos, neurocirugía, nutrición o envenenamientos- y psicológicos.

Hasta este fin de semana, 439 personas y más de 350 máquinas habían participado de las tareas de rescate.

Lea también: Mueren 15 personas al ser arrolladas cuando dormían en una carretera de India

La dificultad de las tareas de rescate también se debe a que los encargados de la mina no informaron a las autoridades hasta 30 horas después de producirse, algo que ha supuesto la detención de varias personas, la destitución de los dos máximos responsables políticos de la zona y la apertura de una investigación oficial al respecto.

Las leyes del país asiático estipulan que el encargado de una unidad industrial en la que se produzca un accidente debe informar a las autoridades locales en el plazo máximo de una hora.

Las explotaciones mineras chinas, especialmente las de carbón -principal fuente de energía del país-, registran una alta siniestralidad, aunque en los últimos años el número de accidentes mortales se ha reducido significativamente.

La prensa oficial informaba hoy de que Pekín ha ordenado inspecciones de seguridad en más de 32.000 minas no carboníferas.