Buque petrolero
Buque petrolero.
AFP
11 Jul 2019 04:05 PM

Estados Unidos escoltará a buques comerciales en Ormuz ante amenazas de iraníes

La Policía Real de Gibraltar arrestó al capitán y al primer oficial del buque iraní que impidió el paso de un petrolero británico.
Daniela
Henao Cardozo
@CHenaodaniela

Barcos iraníes intentaron "impedir el paso" de un petrolero británico en el estrecho de Ormuz, según lo confirmó este jueves un portavoz del gobierno en Londres, unos días después de que Reino Unido interceptara a un petrolero iraní en Gibraltar.

Ante esto, el Pentágono informó que Estados Unidos y sus aliados planean una operación para escoltar a los buques comerciales en el Golfo.

El general Mark Milley, nominado para el cargo de jefe de Estado Mayor Conjunto del Pentágono, dijo en una audiencia ante el Senado, que Estados Unidos tiene "un rol crucial" para reforzar la libertad de navegación en el Golfo.

Lea también: Trump amenazó con un aumento sustancial de las sanciones a Irán

"Creo que estamos tratando de hacer esto con la coalición para, en conjunto, proveer de una escolta militar y naval para los envíos comerciales", indicó el militar, que dijo que esta operación comenzaría "en las próximas semanas".

Entre tanto, la Policía Real de Gibraltar arrestó este jueves al capitán y al primer oficial del superpetrolero iraní "Grace 1", el mismo que fue abordado la semana pasada por la Marina británica ante las sospechas de que transportaba crudo hacia Siria.

Las detenciones se produjeron después del inconveniente en Ormuz, cuando se trató de impedir que el buque "The British Heritage", que salía del golfo Pérsico, navegara por el estrecho, lo que obligó a la intervención de la fragata "HMS Montrose".

Le puede interesar: Candidato presidencial argentino declaró como testigo en caso contra Cristina Fernández

La Policía gibraltareña explicó en un comunicado que las detenciones de los dos principales responsables del "Grace 1" se produjeron tras un "exhaustivo" registro del buque en el que se intervinieron y analizaron documentos y dispositivos electrónicos.

Recordó que el abordaje del buque, el pasado 4 de julio, se produjo por el supuesto incumplimiento de las sanciones impuestas por la Unión Europea a Siria, a donde se dirigía presuntamente el superpetrolero.

Los efectivos de la Policía y del Servicio de Aduanas que participan en la investigación de la presunta violación de estas sanciones están interrogando a los dos detenidos en la sede de la Policía Real de Gibraltar.