Policías en Louisville, 23 de septiembre de 2020
Policías en Louisville, 23 de septiembre de 2020
AFP
23 Sep 2020 09:54 PM

Dos agentes de policía resultaron heridos de bala durante protestas en Louisville

La ciudad vive una manifestación antirracista ligada a la muerte en marzo de la afroestadounidense Breonna Taylor.
Agencia
AFP

Dos policías fueron heridos de bala y un sospechoso está en custodia en la ciudad estadounidense de Louisville, donde este miércoles estalló una manifestación antirracista ligada a la muerte en marzo de la afroestadounidense Breonna Taylor.

"Dos agentes de policía resultaron heridos de bala", dijo en rueda de prensa el jefe interino de la policía de Louisville, Robert Schroeder. Las heridas "no amenazan sus vidas", añadió.

Lea también: Protestas en Nueva York por absolución de policías que mataron a Breonna Taylor

La ciudad, que llamó a la población a la calma, declaró el estado de emergencia e instauró el toque de queda a partir de las 21:00 locales (20:00 en Colombia).

Miles de personas salieron a las calles de esta ciudad en el estado de Kentucky luego de que la justicia se limitó a inculpar, y de manera indirecta, a solo uno de los policías involucrados en el tiroteo que causó la muerte de Taylor, una enfermera negra de 26 años negra cuyo nombre se ha convertido en emblema del movimiento Black Lives Matter (Las vidas de los negros importan).

Lea también: Policía en EE.UU. es señalado de muerte de afroamericana Breonna Taylor

Un importante dispositivo policial había sido desplegado en esta localidad de 600.000 habitantes y varias personas fueron detenidas en la tarde. Algunos comercios en el centro protegieron sus fachadas ante el temor de una ola de violencia desencadenada por la decisión.

La polémica decisión

Una jueza de Kentucky inculpó este miércoles con cargos criminales a un policía por el caso de Breonna Taylor, que murió tiroteada en su casa en marzo durante una intervención que ha sido denunciada en las manifestaciones contra el racismo en Estados Unidos.

La jueza Annie O'Connell anunció los cargos por "conducta peligrosa" hacia el prójimo en primer grado contra Brett Hankison, uno de los tres agentes involucrados en el tiroteo. Este cargo es de menor gravedad que una acusación de homicidio. 

El caso de Taylor fue especialmente recordado durante la ola de protestas contra la violencia policial y el racismo que sacudió Estados Unidos después de la muerte el 25 de mayo de George Floyd, un estadounidense negro que murió a manos de un policía blanco en Minneapolis. 

El abogado de la familia Taylor, Ben Crup, señaló su indignación por los cargos, señalando que estos se deben a que las balas llegaron a otros apartamentos, pero no están relacionados con la muerte de Taylor. 

"¡Esto es escandaloso y ofensivo!", indicó en Twitter.