000_R41G5.jpg
AFP
30 Jul 2017 04:48 PM

Colombia rechaza acciones de represión y violencia en jornada electoral de Venezuela

La cancillería de Colombia indicó que estas acciones constituyen una violación sistemática de los derechos humanos de los venezolanos afectados por la actual crisis que enfrenta el país.
La
Fm

Mediante un comunicado de prensa el Ministerio de Relaciones Exteriores manifestó su rechazo ante lo que calificó como acciones de represión y violencia generadas por parte de las fuerzas del Estado en Venezuela.

"Colombia rechaza el uso desproporcionado de la fuerza, de gases y perdigones, los allanamientos y las detenciones durante la jornada electoral de hoy", precisa la comunicación

De acuerdo con la comunicación, "estas acciones constituyen una violación sistemática de los derechos humanos de los venezolanos afectados por la actual crisis y la coyuntura generada por esta jornada electoral, rechazada por millones de venezolanos así como por la comunidad internacional. 

Ministerio de Relaciones Exteriores enfatizó su preocupación por la violencia contra los jóvenes y la pérdidas humanas que ha dejado la jornada electoral en el país vecino.

"La instalación por la fuerza de una ilegítima asamblea constituyente llevará a Venezuela a una ruptura de la convivencia democrática destruyendo sus valores republicanos y profundizará la polarización y la confrontación que vive el país"

Finalmente la cancillería colombiana realizó un nuevo llamado para que se establezca el orden constitucional, a "comprometerse con un acuerdo político negociado" que permita establecer bases que ayuden a superar la "grave crisis política, económica y social" que atraviesa Venezuela.

 

A continuación el comunicado 

 

El Ministerio de Relaciones Exteriores condena enérgicamente la represión y la violencia generadas por las fuerzas del Estado en Venezuela.

Colombia rechaza el uso desproporcionado de la fuerza, de gases y perdigones, los allanamientos y las detenciones durante la jornada electoral de hoy.

Estas acciones constituyen una violación sistemática de los derechos humanos de los venezolanos afectados por la actual crisis y la coyuntura generada por esta jornada electoral, rechazada por millones de venezolanos así como por la comunidad internacional. 

Nos preocupa de manera especial la violencia contra los jóvenes y lamentamos profundamente la pérdida de vidas humanas. 

La instalación por la fuerza de una ilegítima asamblea constituyente llevará a Venezuela a una ruptura de la convivencia democrática destruyendo sus valores republicanos y profundizará la polarización y la confrontación que vive el país.

Hacemos nuevamente un llamado para restablecer el orden constitucional, a comprometerse con un acuerdo político negociado que permita crear las bases para superar la grave crisis política, económica y social en la que está sumergido el país. Nos duele profundamente la situación que vive el pueblo venezolano sumido en la desesperanza y en el pesimismo frente al futuro de su nación.