Argentina
Argentina llega a las mil muertes por la pandemia.
AFP
27 Jul 2020 09:14 PM

Argentina supera los 3.000 muertos por la Covid-19

La cifra de contagios se eleva a 164.403.

Argentina registró 3.059 muertes por el Covid-19, con un pico de 121 fallecimientos en las últimas 24 horas, en momentos en que las autoridades evalúan si endurecen nuevamente las medidas de confinamiento, indicó el Ministerio de Salud de ese país.

En total, Argentina sumó 164.403 contagios, con 4.890 nuevos casos al inicio de esta semana.

Aunque cerca del 90% de los nuevos casos se concentran en Buenos Aires y su periferia, las autoridades han alertado que hay brotes en la mayor parte de las provincias.

Lea además: Aprueban creación de museo latino en Washington

Hay 1.002 enfermos de Covid-19, internados en terapia intensiva, un servicio que reporta una ocupación de 54,2 % a nivel nacional y de 63,5 % en el área metropolitana de Buenos Aires.

Sin embargo, el viceministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, Nicolás Kreplak, advirtió que en su región hay "muchos hospitales con las camas ocupadas".

"En una semana los casos en la provincia aumentaron 33 %. Es claramente un problema. Si se mantuviera la tendencia, sería muy preocupante", dijo el funcionario en una rueda de prensa este lunes.

El área metropolitana de Buenos Aires comenzó hace una semana una flexibilización progresiva del confinamiento que rige desde el 20 de marzo.

Por lo tanto, esta etapa de flexibilización fue decretada hasta el próximo 2 de agosto.

En el mundo 

Autoridades reimpusieron restricciones en varios países para contener el coronavirus, cuando la cifra oficial de muertos por la pandemia superó las 650.000 en el mundo, y en Estados Unidos comenzaron ensayos clínicos a gran escala para una vacuna.

También lea: Estados Unidos reduciría ayuda a desempleados

En Washington, donde la Casa Blanca anunció que otro alto asesor del presidente, Donald Trump se ha contagiado, la alcaldesa, Muriel Bowser dispuso que las personas que visiten el distrito federal provenientes de 27 estados del país con alta prevalencia de la COVID-19 tendrán que aislarse durante dos semanas, una señal descorazonadora para el turismo interno.

España, que esperaba salvar su temporada estival promocionándose como un destino seguro, recibió un baldado de agua fría con la decisión del Reino Unido de reintroducir la cuarentena para los viajeros que regresen de ese país ante el aumento de casos allí.