Part-NIC-Nic6236969-1-1-0.jpg
AFP
27 Feb 2017 01:01 AM

Ahmadineyad aconseja a Trump no intervenir militarmente en otros países

El expresidente iraní Mahmud Ahmadineyad ha aconsejado en una carta al presidente estadounidense, Donald Trump, que no intervenga militarmente en otros países y que respete la diversidad de la población de Estados Unidos resultado de la inmigración.
La
Fm

En el texto, publicado este lunes por la prensa iraní, el expresidente conservador, que gobernó entre 2005 y 2013, se pregunta: ¿quién ha otorgado al Gobierno de EEUU la misión de instaurar la seguridad en el mundo?

A su juicio, la injerencia de EE.UU. en los asuntos internos de otros países y su despliegue militar ha tenido como resultado "inseguridad, guerra y división", así como despertar el "odio" hacia los dirigentes estadounidenses.

Las palabras de Ahmadineyad se producen en un momento en el que Trump ha amenazado a Irán dando a entender que la opción militar está sobre la mesa.

Ahmadineyad, cuya postura siempre fue hostil hacia Washington, sugiere al nuevo presidente estadounidense que reduzca el gasto militar de su país e invierta por ejemplo ese dinero en mejorar los sistemas sanitarios y educativos de otros países.

También aludió en su carta, aunque sin nombrarlo directamente, al veto migratorio decretado por Trump contra siete países de mayoría musulmana, entre ellos Irán, ahora paralizado por la justicia estadounidense.

"La existencia actual de América es el resultado de la inmigración a esa tierra (...) Es necesario que el espíritu de las políticas que gobiernan EE.UU. valore el respeto hacia la diversidad de naciones y razas", subrayó.

Sobre el terrorismo, Ahmadineyad acusó a los servicios de seguridad e inteligencia de EEUU de haber formado o reforzado con dinero y armamento a la mayoría de los grupos extremistas.

Ahmadineyad, que escribió también en agosto pasado al entonces mandatario estadounidense, Barack Obama, entregó la misiva en la embajada de Suiza de Teherán, responsable de gestionar los asuntos estadounidenses en la República Islámica.

El expresidente no se ha prodigado en público con frecuencia desde que dejó el cargo y no va a presentarse finalmente como candidato a las elecciones del próximo mayo.

Había especulado con esta opción hasta que el líder supremo iraní, Alí Jameneí, le pidió expresamente en septiembre pasado que no lo hiciera porque esto causaría "una sociedad bipolar que es perjudicial para un país".

Con información de AFP