Conversación
Imagen referencial
Ingimage
7 Mar 2019 10:00 AM

¿Por qué cambia nuestro acento cuando vivimos en el extranjero?

Cambiar la entonación en el habla es normal.
Yurby Calderón
Yurby
Calderón
@yurby_cr

Según la Real Academia Española, la palabra ‘acento’ pueden tener diversos significados según el contexto en que se utilicé, y uno de ellos indica que se refiere al “conjunto de las particularidades fonéticas, rítmicas y melódicas que caracterizan el habla de un país, región, ciudad, etc”.  

Y sí, el acento es ese detalle vocal que particularmente define el origen de las personas. El acento dice mucho de alguien, y es que con solo escuchar a nuestro interlocutor podemos adivinar de dónde es.  

Lea también: ¿Se le olvidan las cosas con frecuencia? esta técnica le podría ayudar a recordar

Sin embargo, suele pasar que cuando una persona se va a vivir a otra ciudad o país, o simplemente decide pasar unas largas vacaciones en dichos lugares, su acento original puede llegar a cambiar. Pero ¿por qué pasa esto?  

Según algunos estudios realizados por sociólogos, profesores de lingüística y psicólogos, la modificación de los acentos básicamente se da como una reacción para ser aceptados. Hablar con cierta entonación y hacer uso de expresiones propias del lugar de donde nos encontremos, favorece nuestro entorno logrando así más el acercamiento, la comprensión, la empatía y por supuesto, la aceptación.  

El profesor de lingüística de la Universidad de Monash (Australia), Howard Manns, aseguró durante una entrevista para la ABC, que se creía que nuestra adopción de la lengua nativa se basaba en una necesidad subconsciente de "encontrar a nuestra tribu". "Estamos adaptando el acento de nuestro grupo social inmediato".  

Manns explicó que cuando se está en otro lugar que no corresponde al de crianza, naturalmente se siente la necesidad de encajar con quienes nos rodean y que a veces, de manera inconsciente, las personas adoptan un ‘nuevo lenguaje’ para facilitar la comunicación.  

Por su parte, Andreu Cañadas, antropólogo español especialista en identidades locales, afirmó en uno de sus estudios, que el ser humano suele cambiar su acento para no ser visto como extraño. “Cambiamos de acento de forma adaptativa que nos permite aumentar nuestra sensación de adaptación al grupo y eso nos da mucha seguridad”.  

Le puede interesar: Infidelidad sexual o emocional, ¿cuál es más grave?

Es importante resaltar que el cambio de entonación en el habla resulta ser más fácil para las personas jóvenes que para los de la tercera edad. “En las primeras etapas de la vida tenemos este instinto de lenguaje que nos permite poder aprender idiomas extranjeros o nuestro propio idioma sin esfuerzo. Pero a medida que envejecemos, este instinto disminuye”, explicó Howard Manns. 

Fuente
Sistema Integrado Digital