hábitos alimenticios
Sales, Azucares y grasas reducen en alimentos procesados
Imagen de uso libre
29 Ene 2019 04:36 PM

Canadá elimina lácteos de su lista de alimentos saludables

La nueva guía de alimentación en ese país se enfoca en la cultura vegana.
Laura María Sánchez Pico
Laura María
Sánchez Pico
@LauramSanchezp

En su historia, Canadá se ha distinguido por publicar una guía de alimentos saludables que se basa en las verdaderas necesidades alimenticias de los seres humanos.  

La última edición realizada para la guía de alimentos saludables fue en 2007, lo que implica que se dio un tiempo prudencial para un nuevo estudio y consulta de las dietas y productos que deberían salir de la canasta familiar de los canadienses.  

La guía de alimentos proporciona a los ciudadanos consejos nutricionales para contar con un buen estado de salud, respaldados por estudios que indican que el cambio de proteína animal por la de origen vegetal disminuye los riesgos de enfermedades en el cuerpo humano.   

Cabe destacar que la guía reconoce que el sistema alimentario del ser humano está directamente vinculado con el medio ambiente, en hechos como la producción de gases efecto invernadero, pérdida de vida silvestre, disminución en la calidad del agua y finalmente la degradación del suelo.   

Lea también: Obesidad, desnutrición y clima: tres males y una misma amenaza para la humanidad

Estudios han demostrado que la reducción de productos de origen animal, no solo ayudan a la protección de las especies y la disminución del maltrato animal, sino que minimizan la huella de carbono que atribuye al cuidado del medio ambiente.  

Cabe destacar que los alimentos de origen vegetal contienen grandes cantidades de nutrientes encargados de estabilizar y mantener el metabolismo en un estado óptimo.  

Por otro lado, es importante señalar que la última edición de la guía de alimentos no solo eliminó los productos lácteos sino diferentes alimentos estándar que afectan a la salud de los seres humanos. 

Finalmente, la eliminación de los lácteos no es un proyecto de ley que obligue a los canadienses a dejar de tomar leche, se trata más de una iniciativa que busca reducir su consumo y sugiere la sustitución por el agua. 

Fuente
Sistema Integrado Digital