Jota Mario Valencia
Jota Mario Valencia en la última emisión del programa Muy Buenos Días.
Foto: Captura de video Canal RCN
6 Jun 2020 03:08 PM

Se cumple un año de la partida de Jota Mario Valencia

Siempre sostuvo que su trabajo era hacerle más feliz la vida a la gente.
Miguel Valencia
Miguel Ángel
Valencia González
@MiguelValenciaf

Este 6 junio se cumple un año de la muerte de Jota Mario Valencia, ese especial y carismático presentador que alegraba las mañanas de los colombianos con su humor desenfadado, con su bromas inteligentes y sus ágiles comentarios.

A un año de su muerte, el mundo del entretenimiento recuerda su legado con nostalgia. Por esa razón, muchas figuras emblemáticas de la farándula nacional lo han evocado no solamente como un amigo, sino como un maestro que todo el tiempo buscaba mejorar y hacer mejores a los personas que lo rodeaban.

Lea también: Hija de Jota Mario Valencia confiesa que todos los días usa algo del presentador

Justamente los que conocieron a Jota Mario dicen que estar con él era como estar sometido a un aprendizaje constante, pues el sentido de la vocación de su oficio le permitía ser un maestro sin parecerlo, enseñar con la experiencia y sabiduría que se ganó a pulso, desde aquellos años donde la pobreza le formó el carácter a fuego lento.

Por esta razón, la presentadora y periodista deportiva Andrea Guerrero envió un emotivo mensaje para el fallecido periodista. "Gracias por tu inmensa generosidad, por tu cariño sincero, no había una sola conversación contigo en la que no me quedara una enseñanza y hoy nuevamente nos das otra acerca de la fragilidad de la vida que no dimensionamos”, escribió desde su cuenta oficial de Instagram.

Lea también: Revelan video de 'Jota' Mario y el último día de grabación de Muy Buenos Días

El camino

Esa recordada soltura que Jota Mario Valencia tenía en los sets de televisión, que para algunos lo convertía en el mejor presentador del país, se debe a que su recorrido por programas como ‘Domingol’,  ‘Adán y Eva’ y 'Los tres a las seis', que lo convirtieron en un encantador profesional, que podía hablar de cualquier cosa, con el dominio y una gracia que resultaba magnética para los televidentes. 

Sin embargo, fue en el programa 'Muy buenos días' donde logró ser más recordado, pues en este espacio justamente fue donde mejor pudo cumplir uno de los mayores sueños de los presentadores y periodistas: alegrarle la vida a los ciudadanos con gracia, constancia y la fuerza de una palabra infatigable.