28 Jul 2016 10:44 AM

Descubren una nueva especie de ballena en Alaska

El cuerpo sin vida de una extraña ballena de 7,3 metros de largo con dos pares de dientes y un hocico similar al de los delfines habría sido clave en el descubrimiento.
Un joven científico encontró en el 2014 el cuerpo de una ballena enterrado en la arena de la isla St. George, en Alaska, el cual habría clasificado como una ballena picuda de Baird (Berardius bairdii), sin embargo investigaciones de especialistas arrojaron que se trataría de una nueva especie.
 
Uno de los principales indicios es que la ballena picuda de Baird llega a medir 12 metros y suele pesar cerca de 11 toneladas y el espécimen hallado en St. Geroge medía 7,3 metros, no obstante sus dientes viejos y amarillentos descartaban la posibilidad de que se tratara de una cría, además tenía la piel muy oscura y la aleta dorsal demasiado grande y flexible en comparación con dicha especie.
 
Después, exámenes forenses más profundos realizados por expertos en ADN animal, en los cuales se compararon muestras óseas de especímenes de ambas especies, confirmaron el descubrimiento.
 
Lo cierto es que nadie ha visto un ejemplar con vida. "No sabemos cuántos de ellos hay ni dónde se encuentran típicamente, pero vamos a empezar a buscar", dice Phillip Morin, especialista en genética molecular de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica a National Geographic.
 
Es algo muy importante”, dice Paul Wade, coautor del estudio en el que se reseña el descubrmiento y biólogo de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos. “Si se piensa en la tierra, los descubrimientos de nuevas especies de grandes mamíferos son excepcionalmente raros. No sucede muy a menudo”.
Fuente
Sistema Integrado Digital