Bohemian Rhapsody
Foto: Captura de pantalla
27 Mar 2019 05:59 PM

'Bohemian Rhapsody', censurada en china

En redes sociales se desató un fuerte debate.
Daniel
Daniel Felipe
Mejía
@DFelipeMejia

El estreno de la taquillera 'Bohemian Rhapsody', la película biográfica del cantante de Queen, Freddie Mercury, ha dejado a varios internautas decepcionados tras su estreno en China, donde la censura recortó varias secuencias clave que mostraban homosexualidad o drogas.

"Lo que han cortado son puntos muy importantes de la película", lamentó en la red social Weibo (el equivalente a Twitter en China) un usuario identificado como Tweety_Nakiki.

"El corte ha dejado a la película incoherente", se quejó, por su parte Kitsch_sc. "La película ya no tiene sentido después de cortar. Los cortes hacen que sea discriminatoria con los gays", apuntó.

Lea también: Una mujer estuvo a punto de ser 'Neo' en 'Matrix'

Multitud de internautas chinos, como los citados, mostraron su rechazo a la censura practicada por Pekín en esta película, constató hoy Efe, aunque algún usuario defendió la postura contraria, como un anónimo, que consideró la homosexualidad como "incompatible con los valores fundamentales del socialismo".

'Bohemian Rhapsody', que se alzó como una de las triunfadoras de los pasados Óscar, con cuatro premios, se estrenó el pasado viernes en el país asiático con una duración de 131 minutos (la duración original es de 134).

Según la web de seguimiento de la redes sociales chinas 'What's on Weibo', otras películas de éxito internacional, como Titanic, también han sido víctimas de la tijera del régimen comunista.

Le puede interesar: Noah Centineo, ¿el nuevo He-Man?

Desde 2017, cuando entró en vigor la nueva Ley de Promoción de la Industria Cinematográfica, cualquier filme que "viole, resista o mine los principios básicos de la constitución", "dañe la dignidad nacional" o promueva "obscenidades, apuestas, abuso de drogas o violencia", entre otros supuestos, será sometido a recortes.

La homosexualidad no es ilegal en China desde 1997, y en 2001 se eliminó de la lista de enfermedades mentales.