su peor semana en 10 años
AFP
2 Ene 2019 01:18 PM

Wall Street abre a la baja en la primera sesión de 2019

Las cifras relacionadas con el desempeño de la industria china no ayudaron a recuperar el clima inversor.
Cristian
Cristian
Serrano

Los principales índices de Wall Street comenzaron el año en negativo este miércoles, debilitados por indicadores económicos decepcionantes de China que despiertan temores de una desaceleración del crecimiento global: el Dow Jones cedió 1,49% y el Nasdaq cayó 1,93%. 

El amplio S&P también empezó a la baja, con pérdidas en torno del 1,4%, confirmando junto a los otros promedios de la plaza neoyorquina una continuación en el éxodo de inversores que marcó diciembre.

Las cifras relacionadas con el desempeño de la industria china no ayudaron a recuperar el clima inversor: el indicador se ubicó en 49,4 en diciembre, por primera vez debajo de la barrera simbólica de 50, que separa el crecimiento de la contracción, según la medición oficial.

Consulte también: Trump y Xi Jinping reiteran su voluntad de alcanzar un acuerdo comercial

Entre las causas, los analistas incluyen la guerra comercial entre Pekín y Washington, que también ha impactado en los pronósticos de crecimiento para 2019: "La fragilidad manufacturera de China refleja una desaceleración interna, exacerbada por la guerra comercial con Estados Unidos", dijo Chris Low de FTN Financial.

Con una caída en torno del 9%, Tesla se ubicaba entre las compañías con mayores pérdidas este miércoles en Nueva York. 

Esta semana, el mercado estará atento a informes de ventas de vehículos en Estados Unidos en diciembre y al reporte de empleo durante ese mes en el país.

Lea también: Valor de las viviendas subió 4,65% en 2018, según el ANA

El lunes, antes del feriado por el año nuevo, el Dow Jones ganó 1,15% y el Nasdaq, 0,85%. Sin embargo, esto no atenuó las pérdidas en el cierre del año, debido a las subas en las tasas de interés y las preocupaciones sobre el crecimiento global: en 2018, el Dow Jones perdió un 5,6% y el Nasdaq 3,9%, en su peor año desde 2008.