Irregularidades en la medición de consumos, facturación y tarifas de los servicios durante el aislamiento social obligatorio
Irregularidades en la medición de consumos, facturación y tarifas de los servicios durante el aislamiento social obligatorio
Archivo Alerta Tolima
3 Ago 2020 02:43 PM

Pliego de cargos a empresas por irregularidades en facturación de servicios públicos

La Superservicios ha recibido 148 mil quejas, en su mayoría por errores de facturación.
María Fernanda Herrera
María Fernanda
Herrera
@MafeHerreraCif

La Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios abrió una investigación y pliego de cargos contra las empresas Vanti, Alcanos, Gas Natural Cundiboyacense, Gases del Caribe, Enel – Codensa y Cedenar. 

Esa entidad tomó la decisión tras encontrar presuntos incumplimientos de las normas sobre medición de consumo y algunas disposiciones adoptadas por el Gobierno Nacional para aliviar el costo de los servicios públicos a los usuarios, durante la emergencia por la COVID-19.

Lea aquí: Arrancó programa para deudores que no pueden cumplir con sus créditos

“La apertura de investigación contra estas seis empresas se fundamenta en la facturación por consumos estimados a usuarios durante los meses de marzo, abril y mayo de 2020, sin que, preliminarmente, se evidencie que las empresas hayan realizado las acciones necesarias para medir el consumo real”, explicó Natasha Avendaño, superintendente de Servicios Públicos. 

De acuerdo con la funcionaria, el cobro del consumo promediado se efectuó a 2 millones 133 mil suscriptores de Vanti, 729 mil de Alcanos, 372 mil de Gas Cundiboyacense, 362 mil de Gases del Caribe, 260 mil de Enel-Codensa y 151 mil de Cedenar.

“Como parte del debido proceso, las empresas podrán presentar sus descargos ante la Superservicios, para su respectivo análisis”, afirmó Avendaño. 

Lea además: Colegios privados no pueden volver aún a clases presenciales: Alcaldía de Bogotá

Estos procesos pueden terminar en una millonaria sanción que dependerá de los cargos que sean comprobados por parte de la Superintendencia de Servicios Públicos. La norma establece un tope máximo de 100 mil salarios mínimos, es decir 87 mil millones de pesos.

Para que los recursos sean reembolsados a los usuarios, la funcionaria explicó que las personas afectadas deben demostrar que las empresas efectivamente cobraron más de la cuenta y se quedaron con el dinero. “Esperaría uno que durante la investigación las compañías solucionen estas situaciones”, destacó.

Hasta la fecha, esa entidad ha recibido 148.135 quejas, la mayoría relacionadas con temas de facturación.