su peor semana en 10 años
AFP
14 Ago 2019 04:01 PM

Desplome de Wall Street y bolsas europeas ante temores de recesión mundial

La razón principal es el descenso en la rentabilidad de la deuda pública de Estados Unidos.
Sindy Valbuena Larrota
Sindy
Valbuena Larrota
@Sindyvalbuena

Wall Street cerró este miércoles con fuertes pérdidas y el Dow Jones cayó un 3,05 % por el descenso en la rentabilidad de la deuda pública de Estados Unidos, que generó una breve inversión en la curva de los bonos del Tesoro a 10 y dos años, en la que algunos analistas ven una señal de recesión.

Entretanto, las bolsas europeas sufrieron fuertes bajas en sus sesiones de este miércoles, perdiendo una media de más del 2%, en tanto los mercados demuestran inquietud por los riesgos de recesión en grandes economías, como las de Estados Unidos y Alemania.

"Las señales de recesión provocaron una nueva caída de los mercados", señaló Connor Campbell, analista de Spreadex. 

Sobre Wall Street y según datos provisionales al cierre de las operaciones, el principal indicador de Nueva York recortó 800,56 puntos, hasta 25.479,35 enteros, mientras que el selectivo S&P 500 retrocedió un 2,93 % y el índice compuesto del mercado Nasdaq se dejó un 3,02 %.

De interés: Dólar sigue imparable: la divisa cerró sobre los $3.450

El sector financiero fue uno de los más perjudicados de la jornada (-3,57 %), arrastrado por grandes grupos bancarios como Citigroup (-5,28 %), Bank of America (-4,69 %), JPMorgan (-4,17 %), Goldman Sachs (-4,20 %) o Wells Fargo (-4,33 %).

La intensificación de la guerra comercial de Estados Unidos con China ha sido un factor clave en las preocupaciones sobre la desaceleración de la economía mundial, pero poco después de que el Dow tocara fondo, Trump renovó sus ataques contra la Reserva Federal y su presidente Jay Powell, a quien él mismo designó. 

"China no es nuestro problema... Nuestro problema es con la Fed", tuiteó Trump, culpando a Jerome Powell, jefe de la Fed y a toda la Fed de no tener "ni idea". 

Caída en bolsas europeas

De otro lado, las bolsas europeas sufrieron fuertes bajas en sus sesiones de este miércoles, perdiendo una media de más del 2%. 

Más en: Impacto del aumento del dólar en precios de los alimentos

Los inversores se vieron desestabilizados por los malos indicadores de China, una disminución del Producto Interno Bruto (PIB) de Alemania durante el segundo trimestre de este año, y la inversión de la curva de rendimiento en Estados Unidos. 

De esta manera, la tasa de interés de los bonos del Tesoro estadounidenses a 10 años cayó circunstancialmente por debajo de la de los bonos a dos años, un fenómeno que los mercados financieros interpretan como señal de una inminente recesión. 

Penalizadas por la incertidumbre, las bolsas europeas borraron el repunte registrado en la víspera como consecuencia de un aparente respiro en las tensiones comerciales entre China y Estados Unidos. 

Sin embargo, parece que "las consecuencias actuales de la guerra comercial entre Estados Unidos y China ya han afectado claramente a las empresas exportadoras alemanas", indicó el analista Andreas Lipkow, de Comdirect.