13 Sep 2016 05:35 PM

"Solo un ciego no vería las habilidades de Ospina. Especialmente hoy"

El portero colombiano salió figura ante el PSG en la visita del Arsenal por Liga de Campeones de Europa. 
Radamel Falcao García, delantero colombiano al servicio de Mónaco, se refirió a la actuación de David Ospina con el Arsenal en el empate ante el PSG por Champions. "Solo un ciego no vería las habilidades de Ospina. Especialmente hoy", escribió el colombiano. 
 
Y es que el desperdicio de oportunidades del PSG y la gran actuación del meta del Arsenal fueron claves en el encuentro. Después de dos tropiezos ligueros, Emery sumó otro decepcionante empate en su estreno en el grupo A de la Liga de Campeones, donde también están integrados los modestos Basilea y Ludogorest, que empataron a uno.
 
Cavani, el indómito delantero uruguayo, fue cara y cruz del encuentro, por su gol y por sus fallos. Intentó redimirse rápido ante la hinchada del PSG de sus modestas exhibiciones en los últimos partidos y abrió fuego con un certero cabezazo. La defensa de los "gunners", formada por dos laterales españoles, Monreal, en la izquierda, y Bellerín, en la derecha, tuvo mucha culpa en el fatal descuido. No había cerrado la internada del lateral Aurier y permitió el remate de Cavani en el corazón del área.
 
Con un Ángel de María endiablado durante la primera media hora -quedó para los anales una asistencia de tacón que desaprovechó Adrien Rabiot-, el campeón francés atacó más y mejor, mientras la escuadra inglesa decepcionaba por su escasa fluidez ofensiva y endeble defensa.
 
Figuras como el alemán Mesut Özil, el chileno Alexis Suárez o el español Santi Cazorla fueron incapaces de crear una ocasión durante el primer tiempo. Emery había ideado una estrategia basada en la presión en la zona creativa del Arsenal y en la salida en estampida al ataque.
 
A remolque del empuje de los locales, Cavani estuvo a punto de ampliar el marcador en dos excelentes oportunidades. En la primera, interceptó un mal despeje de los centrales londinenses y, después de regatear al colombiano David Ospina, marró a puerta vacía. En la segunda, controló con el pecho, completamente desmarcado y a pocos metros de Ospina, pero no acertó a conectar el remate.
 
El meta colombiano del Arsenal estuvo siempre activo. Su mejor maniobra en el primer tiempo, un manotazo a un córner de Di María, al que le impidió festejar un gol olímpico. El entrenador francés Arsène Wenger intentó dar un volantazo a la lánguida exhibición de su equipo y pidió más intensidad en el centro del campo y la delantera. El Arsenal atisbó una mejora, pero los de Emery estuvieron firmes en la retaguardia y venenos al contragolpe.
 
Ospina evitó males mayores para el Arsenal en dos grandes intervenciones pasada la hora de juego. Con dos rápidas salidas, evitó un remate a bocajarro de Aurier, el pujante lateral costa marfileño, y desarmó a Cavani, que le encaró con varios metros de campo libre.
 
El meta de la Selección Colombia le negó también el gol a Di María, ante el que sacó un ágil un manotazo. El desacierto de los de Emery y la clase de Ospina permitieron al Arsenal mantenerse vivo en el último cuarto de hora. En una de las pocas jugadas enlazadas de los ingleses, cantaron bingo. Özil centró, Alex Iwobi remató duro y el rechace del meta Aréola cayó a Sánchez, que anotó el empate con un fuerte chut escorado a la derecha.
 
El partido se abrió para los dos lados. Ospina volvió a ganarle la partida a Cavani en otro uno contra uno y Iwobi olió el 1-2 en otro remate. Emery, que acabó por no utilizar como recambio al extremo español Jesé Rodríguez, recurrió a la clase del argentino Javier Pastore en los últimos diez minutos. Quizá demasiado tarde para restaurar una ventaja que mereció.En el descuento, fueron expulsados por doble amarilla Verratti y Giroud.