LeBron James celebra haber superado a Michael Jordan en puntos anotados en la NBA
LeBron James celebra haber superado a Michael Jordan en puntos anotados en la NBA
AFP
21 Mayo 2020 05:30 PM

LeBron James no sigue el protocolo y entrena con sus compañeros

El basquetbolista se reúne en una sede privada para entrenarse, evitando el protocolo impuesto por la NBA.
Federico Arboleda
Federico G.
Arboleda L.
@arboledafede

Aunque la idea de la NBA es reanudar la competición lo antes posible y el comisionado asegura que todo se realizará en dos ciudades, llevando con calma la situación y garantizándole a cada jugador la mayor seguridad posible en lo que se refiere a la salud, LeBron James no quiere perder el ritmo de competencia y así garantizar mantenerse en lo más alto de su nivel para pelear el anillo al final de la temporada.

Lea también: Para Luis Enrique, jugar fútbol sin público es más triste que bailar con una hermana

Con base en ello, la estrella de los Lakers de los Ángeles encontró la forma de ejercitarse y mantener su juego a tope, por lo que se entrena con dos de sus compañeros de franquicia en una sede privada, tomando las respectivas precauciones, tal como lo reveló el periodista experto en la disciplina y en la NBA, Shams Charania, quien conoce bien todos los rincones de la liga de baloncesto de Estados Unidos y dio la primicia en la televisión estadounidense.

Esta situación no ha caído nada bien a la organización, pues más allá de las precauciones que está tomando James, lo cierto es que cualquier indicio de contagio postergaría la idea de la NBA por retomar sus acciones y, por si fuera poco, pondría riesgo la salud de uno de los máximos exponentes del basquetbol a nivel mundial, por lo que está claro que el mensaje que está llevando el atleta no es el mejor.

Le puede interesar: Sin rencores: Chiellini disculpó a Suárez por el mordisco en Brasil 2014

En las últimas horas se conoció que la NBA planeaba organizar dos campamentos para concentrar a todos los equipos bajo las más estrictas medidas de cuidado y, aunque los jugadores podrían viajar junto a sus familias, la situación no se presenta sencilla por el extenso tiempo que tendrían que estar en el mismo lugar para la disputa de los partidos restantes de la temporada, incluidas las finales.