Dennis Rodman
Dennis Rodman, excompañero de Michael Jordan en la NBA.
AFP
29 Abr 2020 09:30 PM

Las excentricidades de Dennis Rodman para participar en serie sobre Michael Jordan

El polémico exjugador realizó peculiares solicitudes para dejarse entrevistar.
Daniel Zabala
Daniel
Zabala

El último baile (The last Dance), documental dedicado a la última temporada de Michael Jordan con los Bulls de Chicago en la NBA ha revelado algunos secretos de la increíble plantilla que hizo historia en el baloncesto mundial al conseguir seis títulos en la década de los 90.

Uno de los principales protagonista se aquel equipo y de la serie es el excéntrico ala-pivot Dennis Keith Rodman. Polémico por revolucionar algunas de la reglas de etiqueta de la NBA al tatuarse los brazos y el cuerpo, pintarse el pelo y lucir varios accesorios. Rodman siempre brilló en el maderamen al ser considerado hoy en día como uno de los jugadores defensivos más importante que ha tenido este deporte.

Le puede interesar: Real Madrid le puso precio a la transferencia de James Rodríguez

Sin embargo, lograr que 'The Worm' participará en 'El último baile' no fue nada fácil para su director Jason Hehir y mucho menos lograr entrevistarlo y que se mantuviera enfocado en un tema por más de dos minutos.

En diálogo con ESPN’s Jalen & Jacoby Aftershow, Hehir contó que Rodman realizó una curiosa petición para poder participar en una entrevista al solicitar un sándwich de atún de Subway y un poco de té de manzanilla.

“Así que se sienta, solo estoy disparando (hablando) con él y dice: Necesito un sándwich de atún de Subway y un poco de té de manzanilla”, dijo Hehir.

El director de la serie también contó que hablar con el exdeportista es como hacerlo con un "gato salvaje" ya que dirige su mirada hacia varios lugares y de un momento a otro cambia el tema de conversación.

Lea además: Nairo y Froome envían mensajes pensando en la próxima Vuelta a España

“Entrevistar a Dennis Rodman es como entrevistar a un gato salvaje. No está mirando nunca al mismo lugar, tiene esas grandes ojeras puestas. Todas las declaraciones volvían a Kim-Jong Un y cómo él iba estar en los libros de historia. Entonces yo estoy como, ‘No. Estamos hablando es de los Pistons. ¡No de Corea! ¡Quédate conmigo!”, afirmó.

finalmente, Hehir indicó que Rodman llegó dos horas tarde el día de la entrevista y se presentó su estilo excéntrico y polémico.

“Se presentó dos horas tarde. Sale del auto, camina, me sentí como si viera un fantasma, pasó junto a mí ... Dijo: ¿para qué sirve esto otra vez?”, sostuvo Hehir.