Warriors, NBA
Foto: AFP
2 Jul 2019 10:32 AM

NBA vuelve a sacudir el mercado de fichajes

Klay Thompson seguirá en los Warriors de Golden State.
Tomás Guzmán Torres
Tomás
Guzmán Torres
@tguzmant

Los Warriors de Golden State volvieron a ser el centro de actualidad en el mercado de los agentes libres de la NBA tras cerrar la permanencia del escolta Klay Thompson y confirmar la salida del alero Kevin Durant.
 
Mientras que el base Isiah Thomas llegó a un acuerdo con los Wizards de Washignton, el pívot turco suizo Enes Kanter se decidió por los Celtics y los Mavericks de Dallas retuvieron al ala-pívot alemán Maxi Kleber y consiguieron al base Seth Curry, en lugar del esloveno Goran Dragic.

Vea también: Golden State retirará el número 35 de Kevin Durant
 
Thompson y los Warriors cerraron el acuerdo para firmar un contrato máximo de cinco temporada y 190 millones de dólares que lo convierten junto con el base Stephen Curry como los dos jugadores franquicias del equipo de Golden State.
 
La continuidad de Thompson era algo que se esperaba, a pesar que será baja la mayoría de la próxima temporada mientras se recupera de una grave lesión de ligamentos de la rodilla izquierda, y más tras perder al alero Kevin Durant, que será próximo jugador de los Nets de Brooklyn.
 
Junto a la continuidad de Thompson, los Warriors lograron al base D'Angelo Russell, con el sistema de firma y traspaso que acordaron con los Nets.
 
Otro base que cambio de equipo fue Thomas, de 30 años, que acordó la firma de una temporada con los Wizards tras la salida del base-escolta checoslovaco Tomas Satoransky, quien cerró acuerdo de tres campañas con los Bulls de Chicago y 30 millones de dólares.

Le puede interesar: Kevin Durant dejó a los Warriors y tiene nuevo equipo en la NBA
 
Kanter dejó a los Trail Blazers de Portland y es el nuevo pívot de los Celtics de Boston, que le ofrecieron un contrato por dos temporadas y salarios de 4,8 y 5 millones de dólares, respectivamente.
 
El equipo neoyorquino que perdió la lucha con los Nets para conseguir a Durant, que los descartó después que traspasaran al pívot letón Kristaps Porzingis a los Mavericks, se fijaron en el base Elfrid Payton y acordaron un contrato por dos años y 16 millones de dólares.
 
Precisamente, los Mavericks hicieron historia al darle a Porzingis un contrato máximo de cinco años y 158 millones de dólares, algo que nunca había pagado el equipo. Tras asegurar a largo plazo la continuidad de Porzingis y tener al alero esloveno Luka Doncic, Novato del Año, en su segunda temporada, los Mavericks también mantuvieron al ala-pívot alemán Maxi Kleber por cuatro temporadas y 35 millones de dólares.