8 Ago 2015 09:24 AM

Manchester United, con un pobre fútbol, se llevó sus primeros puntos en la Premier

El equipo dirigido por el holandés Louis Van Gaal derrotó por mínima diferencia al Tottenham.

El renovado Manchester United de Louis van Gaal comenzó la temporada 2015/2016 con un sufrido triunfo en casa sobre el Tottenham Hotspur (1-0), en un encuentro marcado por la ausencia del guardameta español David de Gea, que vio el partido desde la grada.

 

Alineó el preparador holandés a cuatro de sus cinco fichajes de inicio -Memphis Depay, Morgan Schneiderlin, Matteo Darmian y Sergio Romero- y dejó al renqueante Bastian Schweinsteiger en el banquillo.

 

Las salidas de Radamel Falcao García y Robin van Persie a Chelsea y Fenerbahce, respectivamente, han dejado a Wayne Rooney, que en las últimas temporadas coqueteó con el centro del campo, como el '9' de referencia en el campo. Y ahí es exactamente donde lo quiere Van Gaal, de delantero centro.

 

El internacional inglés estuvo flanqueado por el holandés Depay, excesivamente individualista, y el español Juan Mata en los costados.

 

Otro español, Ander Herrera, una de las claves del United la pasada temporada, tuvo que esperar su oportunidad en el banquillo, ya que Van Gaal optó por formar una pareja de centrocampistas con Schneiderlin y Carrick.

 

La principal sorpresa de la alineación fue la de dejar fuera de la convocatoria a David de Gea, el mejor futbolista del club las pasadas dos campañas.

 

El argentino Sergio Romero, suplente en sus dos últimos equipos, Mónaco y Sampdoria, se hizo con la titularidad en Old Trafford apenas dos semanas después de haber rubricado su contrato con el tres veces campeón de Europa.

 

En el 'Teatro de los sueños', en el primer partido de la temporada futbolística en Inglaterra, los locales sufrieron más de lo esperado ante el Tottenham Hotspur de Mauricio Pochettino.

 

El entrenador argentino, después de un verano tranquilo en White Hart Lane, ha mantenido la base del año pasado y solo incluyó a una de sus tres caras nuevas en el once: el exatlético Toby Alderweireld.

 

El encuentro se decidió con un solitario tanto del 'spur' Kyle Walker en propia puerta a los 22 minutos de juego: el lateral inglés introdujo en su portería un centro desde la derecha de Ashley Young cuando Rooney estaba a punto de empujar el balón a la red.

 

Buscaron los 'spurs', todavía faltos de rodaje, el tanto de la igualada, pero el marcador no se movió, y los renovados 'diablos rojos' comenzaron la temporada con un valioso triunfo en casa ante uno de sus rivales directos en la Premier League.