KEVINPRINCEBOATENGLASPALMASTWITTERLAFM1.jpg
2 Ago 2016 11:56 AM

Kevin-Prince Boateng, presentado como una súper estrella en su nuevo equipo

La
Fm

Foto vía Twitter @UDLP_Oficial

Cerca de 6.000 aficionados de la UD Las Palmas han aclamado a Boateng en su presentación como nuevo jugador del equipo amarillo para la temporada 2016-2017.

La tribuna del estadio de Gran Canaria ha acogido la puesta de largo del mediático jugador germano-ghanés, procedente del Milan, quien ha llegado a la isla. No se recuerda en la historia reciente de la entidad que uno de los fichajes extranjeros de Las Palmas haya despertado tanta expectación.

Las "muestras de cariño" que pedía el club que dispensaran al jugador a su llegada a Gran Canaria han quedado patentes desde un primer momento, con medio centenar de aficionados en el aeropuerto.

La Unión Deportiva firma al futbolista, de 29 años, por una sola temporada, y con su debut en España completará su particular póquer de ligas europeas, tras haber jugado en Alemania, Inglaterra e Italia.

En su presentación, el mayor de los hermanos Boateng ha dicho que he aceptado la oferta de Las Palmas por la insistencia de sus dirigentes para "un bello proyecto" y porque buscaba un sitio donde le den "cariño" y crean en él.

Para Kevin-Prince Boateng, fichar por Las Palmas es una puerta abierta para reconducir su carrera, salpicada en los últimos tiempos por episodios de indisciplina, como su expulsión del Schalke 04 alemán por bajo rendimiento, en 2015, o del equipo nacional de Ghana, un año antes, tras insultar al seleccionador durante el Mundial de Brasil.

Su fichaje por Las Palmas, un equipo que tiene como meta la permanencia en la Primera División española, no solo ha sorprendido, sino que ha dado la vuelta al mundo a través de las redes sociales.

Medios digitales de todo el planeta se han hecho eco de la noticia, dado el carácter mediático del futbolista, icono de la moda en Italia, casado con la modelo y presentadora Melissa Satta.

Tras iniciarse en clubes alemanes, debutó en la liga inglesa en 2007, en la que jugó en el Tottenham y el Portsmouth.

En Italia defendió al Génova y en 2010 fichó por el Milan, en el que ganó una Liga.

Con información de EFE.