1 Jun 2016 07:29 AM

Inter y Milan podrían pasar a inversores chinos en junio

El Inter y el Milan, que llevan años de dificultades económicas, están a punto de pasar a manos de inversores chinos, que podrían oficializar este mes el acuerdo con sus directivos.
Tras llegar a la cumbre del fútbol italiano y europeo bajo las presidencias de Massimo Moratti (Inter) y de Berlusconi (Milan), los dos clubes símbolo de la capital lombarda están a punto de pasar a ser controlados por grupos inversores chinos, informan medios locales.
 
El Inter cambió de presidente ya en 2013, cuando el indonesio Erik Thohir, dueño de varios medios televisivos asiáticos, se hizo con el 70 por ciento del club.
 
Sin embargo, tras apenas tres años Thohir decidió empezar a negociar con el grupo chino Suning, que reina en el mercado de electrodomésticos y construcciones asiático y que podría hacerse con el 70 por ciento del Inter abonando cerca de 525 millones de euros.
 
Según asegura el "Corriere della Sera", el consejero delegado del Inter, el británico Michael Bolingbroke, junto con el director general Giovanni Gardini, viajaron hace unos días a China para finalizar un acuerdo que, de hacerse oficial, marcaría la historia del club "nerazzurro".
 
El grupo Suning se instalaría en el Inter ya desde junio, lo que implicaría la salida definitiva de Moratti, que en 2013 se había quedado con un 30 por ciento de las cuotas del club.
 
De momento, Thohir se quedaría como presidente también para la próxima temporada aunque según el programa de los chinos, saldría completamente del cuadro milanés en junio de 2017.
 
También el presidente del Milan, Berlusconi, está a punto de ceder su club (que controla desde hace 30 años) a inversores chinos.
 
El presidente estudió en su casa de Arcore (en las afueras de Milán) la propuesta de un grupo chino, representado por el estadounidense Sal Galatioto y el inglés Nicholas Gancikoff, y salió con sensaciones positivas, según informan medios locales.
 
Tras los rumores de los últimos meses sobre la posible llegada del inversor chino Bee Taechaubol, que finalmente se retiró de las negociaciones, el Milan podría ceder el 70 por ciento de sus acciones a un grupo que, a pesar de no tener nombres destacados, tiene al parecer bases económicas sólidas.
 
Berlusconi admitió en varias ocasiones que está pensando seriamente en vender el Milan y podría llegar a la decisión ya en este mes de junio, dejando al grupo chino la posibilidad de planear la próxima campaña.
 
"Si se traspasa la propiedad serán los chinos quienes decidan el nuevo entrenador. He oído nombres muy ambiciosos", afirmó Berlusconi en declaraciones recogidas por el "Corriere della Sera".
 
A la espera de novedades y de comunicados de Inter y Milan, queda claro que el fútbol italiano está a punto de vivir un cambio que marcará una nueva época. 
Fuente
Sistema Integrado Digital