16 Ago 2016 07:20 PM

Ingrit Valencia, la caucana que le da una nueva medalla a Colombia en Río

A Ingrit -con t- tal y como se escucha en las calles de su barrio en el oriente de Cali, le sobran razones para celebrar el triunfo que la instaló en la lucha por el oro. Hoy es la primera mujer en alcanzar una medalla olímpica en este deporte para Colombia. 
Y es que no es algo nuevo, nació para conquistar terrenos inhóspitos. Su gesta inició a los 13 años a punta de terquedad y golpes; hoy puede gritarlo, es la pionera del boxeo aficionado en Colombia. Con Ingrit nacen todas las paradojas que suelen oírse cuando un deporte distinto al fútbol hace ondear la bandera nacional en lo alto del podio. 
 
Corría el 2011 y esta mujer acostumbrada a batirse en el cuadrilátero, tuvo que enfrentar el despojo y el desplazamiento: el plan de ordenamiento territorial del municipio de Cali, debía dar cumplimiento al desalojo de quienes durante años han habitado el dique que protege el oriente de la ciudad de una inminente inundación de llegar a desbordarse el río Cauca. Este cordón de tierra es una barrera que contiene el caudal para evitar que la capital del Valle del Cauca sufra una de las peores catástrofes en la historia.
 
Pero a Ingrit y más de 100 mil familias no les quedó otro remedio que invadir terrenos que a simple vista parecieran propicios para edificar ranchos de bahareque, latas y plásticos. Con la migración y la sobre población del jarillón, inician fenómenos naturales que atraen a especies como la hormiga arriera que es capaz de perforar ciudadelas enteras bajo tierra y con ello filtrar agua.
 
En medio del operativo, que suele adelantarse con escuadrones antidisturbio, una figura inusual en sectores marginales se mecía de lado a lado sin un orden lógico. Minutos antes de la agitación, Ingrit entrenaba en el improvisado gimnasio que instaló en el terreno que servía de antejardín de su casa.
 
Entraba con habilidad para conectar "jabs", "ganchos", "directos" y "crochets" a un saco azul de boxeo: de esos que dicen Everlast. Retiró sus guantes de la misma marca y corrió a proteger a su pequeño hijo quien para entonces solo tenía cinco años.
 
No es un eufemismo. A Ingrit deberán incluirla en el plan de vivienda para los deportistas. Para los que se hacen conocer entre miles que son vencidos por el hambre y la necesidad.
 
A los 13 años llegó desde Morales, Cauca, a Cali, y los golpes le demostraron el camino para defenderse de los abusos a los que se exponía en sectores de alto riesgo. Llegó a la liga de boxeo del Valle por una recomendación del profesor Jorge Aguirre, un hacedor de talentos para el deporte de las narices chatas. Sus manos han pulido a talentos como 'El Momo' Romero.
 
Al poco tiempo de consolidar sus entrenamientos y rutinas deportivas, tuvo que frenar y dar un nuevo rumbo a su vida, tras enterarse de que en su vientre guardaba al pequeño Johan Estiven, por quien decidió abandonar el cuadrilátero para sumir su crianza.
 
Pero Ingrit lo sabía. La delicadeza que aplicaba para el cuidado de su bebé la enfrentaban a la necesidad de empuñar sus dedos dentro de un par de guantes de boxeo. La vida la confrontó con una lista de necesidades que no se suplían con lavar y planchar ropa de otras familias a cambio del pago mínimo por cada jornada. 
 
Y de nuevo regresó pese a que el boxeo femenino para entonces no era más que un capricho "para las mujeres bravas", como decían sus compañeros hombres en los gimnasios de entrenamiento. 
 
Su esposo tuvo que mudarse al departamento del Tolima, en donde ya le seguían la pista. Uno de ellos, el profesor Raúl Ortíz, quien organizó el Primer Nacional de la disciplina en Ibagué, torneo que la consagró como campeona y le dio el paso para representar a Colombia en los Suramericanos de Medellín en el año 2010.
 
Y fue entonces cuando la prensa especializada comenzó a dedicar espacio para esta caucana que se batió para obtener el bronce durante el certamen al que llegó sin mucha experiencia. En adelante su trabajo se fue perfeccionando en un ciclo olimpico impecable que le permitió asegurar el bronce para Colombia, similar a la gesta de Yuberjen; pero ahora irá por el oro.
 
Ciclo Olímpico de Ingrit Valencia: 
 
-Medalla de plata en los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011.
-Plata en los Juegos Bolivarianos Trujillo 2013.
-Medalla de oro en los Juegos Suramericanos de Santiago 2014.
-Medalla de oro en los Juegos Centro Americanos y del Caribe Veracruz 2014.
-Medalla en los Juegos Panamericanos Toronto 2015 
-Medalla de Bronce en le Preolímpico 2015. 
Fuente
Sistema Integrado Digital