Sergio Ramos, capitán del Real Madrid
El defensor español busca guiar a su equipo a la victoria como lo hizo en Copa del Rey.
Foto de AFP
3 Mar 2020 09:13 AM

Sergio Ramos espera poder jugar en encuentro ante el City

El central del cuadro 'merengue' confía en la clasificación a los cuartos de Champions.
David Fernando Rocha
David Fernando
Rocha Cubillos
@davikorocha

Sergio Ramos, capitán del Real Madrid, espera que el club blanco recurra la expulsión que sufrió por roja directa ante el Manchester City en el estadio Santiago Bernabéu en la ida de los octavos de final de la Liga de Campeones para tener opciones de disputar la vuelta el 17 de marzo.

Mire acá: Sergio Ramos defiende a Zidane con los códigos del vestuario en Real Madrid

El Real Madrid estudió en un primer momento presentar un recurso por la expulsión de Ramos, que a cuatro minutos del final del partido derribó al brasileño Gabriel Jesús cuando se marchaba solo hacia Thibaut Courtois con 1-2 en el marcador, al entender que el castigo del colegiado italiano Daniele Orsato era excesivo.

El recurso aún no se ha trasladado a UEFA, que todavía no ha publicado las sanciones de la ida de los octavos de final, y, según informaron a Efe fuentes del club, provoca debate interno por el peligro que se puede correr de que el castigo sea mayor. Ramos, sin embargo, dejó claro su deseo tras el clásico del domingo ante el Barcelona.

El capitán madridista defiende que "es un toque muy leve" el que tuvo con Gabriel Jesus y que "se puede pitar o no". Por eso espera que el Real Madrid recurra y agote las vías para que pueda estar presente en el encuentro de vuelta en el Etihad.

"La posibilidad que pueda haber de recurrirla (la expulsión) por parte nuestra se hará. Por mí, por supuesto que se recurra, cualquier porcentaje que haya por jugar ese partido supongo que el Real Madrid lo aprovechará y yo meteré un poco de presión para que se haga", manifestó Ramos.

Puede ver: Zidane defiende el sueño olímpico de Sergio Ramos: "Vivir una experiencia así es magnífico"

"Sobre todo por la forma, porque al final el criterio del árbitro es muy relativo. Para unos puede ser y para otros no, pero puede pitar falta y sacarme amarilla o pitarla en contra. Queda un partido maravilloso de vuelta y juegue o no juegue, nos vamos a dejar la vida", añadió.