Liverpool
El senegalés Sadio Mané (10) y Roberto Firmino (45) decantaron el choque hacia el lado visitante.
AFP
1 Sep 2018 10:37 AM

El Liverpool derrotó al Leicester y se coloca líder en solitario

El equipo de Jurgen Klopp es provisionalmente líder de la Premier.
David Fernando Rocha
David Fernando
Rocha

El Liverpool se colocó provisionalmente como líder en solitario de la Premier League tras imponerse este sábado 2-1 en la cancha del Leicester (7º), con un gol del brasileño Firmino, en el partido inaugural de la cuarta fecha del campeonato inglés.

El Liverpool, que inició la jornada igualado a 9 puntos con el Chelsea, el Tottenham y el Watford, sumó los tres puntos para un pleno de 12, obligando a ganar a los otros tres equipos si no quieren perder el ritmo de los 'Reds'.

Los pupilos de Jurgen Klopp ofrecieron dos caras, una imperial en la primera parte, la otra más discreta hasta el ecuador de la segunda mitad.

El senegalés Sadio Mané (10) y Roberto Firmino (45) decantaron el choque hacia el lado visitante.

Pero una fuerte presión de los Foxes y un grave error del arquero brasileño Alisson dieron vida al partido, con el gol del argelino Rachid Ghezzal (63).

El arquero titular de Brasil se hizo un lío con la pelota cuando trató de regatear en el interior del área a Kelechi Iheanacho y el nigeriano le robó la pelota y cedió a Ghezzal para que anotase a puerta vacía.

"Tenemos que aprender todos de esto, no solo él (Alisson) (...) Por supuesto sabe que ha cometido un error, es suficiente maduro para aceptarlo. Le he dicho que el mejor partido para hacer era este, porque hemos ganado. Todo está bien y ya hemos marcado este casillero", relativizó el técnico Jürgen Klopp.

El entrenador germano añadió que todo el equipo debe sacar enseñanzas de ese gol encajado, cuando los Reds aún no han olvidado los errores de su entonces portero Lorius Karius en la final de la Liga de Campeones pasada, que el Liverpool perdió frente al Real Madrid (3-1).

"No necesitamos jugar todos los balones atrás para Alisson, pero él demostró mucha serenidad después, cuando el público trató de ponerlo nervioso".