Carlos Bacca, celebrando su tanto ante el Barcelona
Carlos Bacca, celebrando su tanto ante el Barcelona.
AFP
2 Abr 2019 05:00 PM

Carlos Bacca anotó en el emotivo empate entre Villarreal y Barcelona

El cuadro catalán se vio sorprendido en La Cerámica por el Villarreal, que estuvo cerca de ganar.
Edwin Cómbita
Edwin
Cómbita
@edwincombita

Villarreal estuvo cerca de dar el golpe de la jornada 30 en La Liga de España al remontar un 0-2 en contra y terminar empatando por 4-4 a Barcelona en La Cerámica. La escuadra 'Culé' se fue en ventaja con goles de Phillipe Coutinho y Malcom, pero se vio superado por las anotaciones de Samuel Chukuweze, Toko Ekambi, Vicente Iborra y Carlos Bacca. Luego, la genialidad 'Blaugrana' dijo presente en los botines de Lionel Messi y Luis Suárez.

El juego se presentó ideal para los intereses del Barcelona, ante un club urgido por escapar del descenso y con la fortuna de abrir la cuenta con celeridad a través de Coutinho a los 12', luego de un centro de Malcom. Rápidamente, Arturo Vidal fue el generador del segundo tanto, obra de Malcom a los 16 minutos.

Vea aquí: Atlético de Madrid venció a Girona en el regreso de Arias 

Pese a las ausencias de Lionel Messi e Ivan Rakitic en los primeros minutos, el equipo de Ernesto Valverde fue solvente y pudo vapulear al 'Submarino Amarillo' en la primera etapa, pero el vertical derecho y el buen trabajo de Sergio Asenjo dejó con vida al equipo de Javi Calleja, que descontó a los 23 con gol del nigeriano Chukuweze.

La segunda parte fue trepidante y dejó ver la mejor cara de Villarreal en muchos meses; el empate fue firmado por el camerunés Toko Ekambi, a los 49', en complicidad con Marc André Ter-Stegen, quien regaló su palo. La igualdad ya era inesperada, pero Villarreal siguió de largo y se puso en ventaja con diana de Vicente Iborra a los 62'.

Lea también: Napoli y el futuro deportivo de David Ospina, según medios de Italia

El éxtasis se apoderó de La Cerámica, luego de una magistral definición del colombiano Carlos Bacca a los 80', tras su ingresó a los 73; el goleador 'cafetero' sacó rédito de una escapada, que dejó lejos a sus marcadores, para después ir a desparramar al portero germano del Barcelona.

Todo indicaba una victoria nítida de Villarreal, pero la magia de Lionel Messi ya estaba presente en el campo y con una conquista de antología en un tiro libre descontó a los 89 minutos.

A los 93 minutos, juego al cumplirse la adición que el juez ordenó, Barcelona encontró el empate al finalizar una serie de ataques que derivaron en un córner; la defensa del local no encontró como despejar y Luis Suárez dejó la paridad definitiva con un zurdazo seco que configuró la exhibición de jerarquía 'Azulgrana'.