Carlos Bacca, celebrando su tanto ante el Barcelona
Carlos Bacca, celebrando su tanto ante el Barcelona.
AFP
2 Abr 2019 05:00 PM

Carlos Bacca anotó en el emotivo empate entre Villarreal y Barcelona

El cuadro catalán se vio sorprendido en La Cerámica por el Villarreal, que estuvo cerca de ganar.

Villarreal estuvo cerca de dar el golpe de la jornada 30 en La Liga de España al remontar un 0-2 en contra y terminar empatando por 4-4 a Barcelona en La Cerámica. La escuadra 'Culé' se fue en ventaja con goles de Phillipe Coutinho y Malcom, pero se vio superado por las anotaciones de Samuel Chukuweze, Toko Ekambi, Vicente Iborra y Carlos Bacca. Luego, la genialidad 'Blaugrana' dijo presente en los botines de Lionel Messi y Luis Suárez.

El juego se presentó ideal para los intereses del Barcelona, ante un club urgido por escapar del descenso y con la fortuna de abrir la cuenta con celeridad a través de Coutinho a los 12', luego de un centro de Malcom. Rápidamente, Arturo Vidal fue el generador del segundo tanto, obra de Malcom a los 16 minutos.

Vea aquí: Atlético de Madrid venció a Girona en el regreso de Arias 

Pese a las ausencias de Lionel Messi e Ivan Rakitic en los primeros minutos, el equipo de Ernesto Valverde fue solvente y pudo vapulear al 'Submarino Amarillo' en la primera etapa, pero el vertical derecho y el buen trabajo de Sergio Asenjo dejó con vida al equipo de Javi Calleja, que descontó a los 23 con gol del nigeriano Chukuweze.

La segunda parte fue trepidante y dejó ver la mejor cara de Villarreal en muchos meses; el empate fue firmado por el camerunés Toko Ekambi, a los 49', en complicidad con Marc André Ter-Stegen, quien regaló su palo. La igualdad ya era inesperada, pero Villarreal siguió de largo y se puso en ventaja con diana de Vicente Iborra a los 62'.

Lea también: Napoli y el futuro deportivo de David Ospina, según medios de Italia

El éxtasis se apoderó de La Cerámica, luego de una magistral definición del colombiano Carlos Bacca a los 80', tras su ingresó a los 73; el goleador 'cafetero' sacó rédito de una escapada, que dejó lejos a sus marcadores, para después ir a desparramar al portero germano del Barcelona.

Todo indicaba una victoria nítida de Villarreal, pero la magia de Lionel Messi ya estaba presente en el campo y con una conquista de antología en un tiro libre descontó a los 89 minutos.

A los 93 minutos, juego al cumplirse la adición que el juez ordenó, Barcelona encontró el empate al finalizar una serie de ataques que derivaron en un córner; la defensa del local no encontró como despejar y Luis Suárez dejó la paridad definitiva con un zurdazo seco que configuró la exhibición de jerarquía 'Azulgrana'.