COLP_136874.jpg
Colprensa (referencia)
20 Abr 2017 05:46 AM

El debate por la disminución de policías en los estadios del país

Según el gerente del Once Caldas, el fútbol representa una situación muy compleja en materia de seguridad por las pasiones de los aficionados ese deporte.
La
Fm

Luego de que se conociera el proyecto de decreto reglamentario del Código de Policía que establece que para eventos como el fútbol se debe contratar vigilancia privada para garantizar la seguridad en dichos escenarios deportivos, sigue creciendo la polémica tras el anuncio de la Dimayor de suspender de manera temporal el torneo.

Y es que a pesar de que aún falta la expedición del decreto por parte de la Presidencia, en LA FM y RCN Radio se abrió el debate sobre las repercusiones que tendría la posibilidad de disminuir el número de uniformados que actualmente vienen prestado la seguridad en los estadios del país.

LA FM y RCN Radio conversó con el gerente del Once Caldas William Gómez quien confirmó que en esa ciudad ya se ha venido presentando una disminución importante en la cantidad de policías en la realización de los encuentros deportivos.

"Nosotros hasta el momento hemos recibido una reducción en la cantidad de efectivos que la Policía nos envía para estos eventos" dijo.

Indicó que "Ya no nos acompañan en las puertas para las requisas y eso nos ha obligado a incurrur en costos adicionales para capacitar personas de logística que cumplan esa función".

Gómez manifestó que los sobrecostos al contratar personas capacitdas para garantizar la seguridad en estos escenarios deportivos pondría en una grave crisis económica al fútbol profesional colombiano.

"Si adicionalmente tenemos que cargarle a nuestros costos la presencia de unidades entrenadas, pues esos costos harían inviables los espectáculos deportivos" señaló.

El Gerente del Once Caldas dijo también que muchos ciudadanos no ven con buenos ojos que sean personas particulares las que hagan las requisas y los controles en las entradas de los estadios y agregó que eso podría ocasionar otro tipo de problemas de orden público.

William Gómez dijo que el fútbol representa una situación muy compleja en materia de seguridad por las pasiones de los aficionados ese deporte y agregó que por eso, debe ser la policía la que se encargue de garantizar el buen desarrollo de estos espectáculos.

"Yo creo que la historia ha demostrado que es bien compleja la situación de seguridad, ya que en estos escenarios se presentan la mayor cantidad de situaciones de orden público, por lo que no estamos de acuerdo con estos cambio" sostuvo.

Añadió que actualmente cada persona de logística que acompaña la organzación logística de los partidos, puede costar 40 mil pesos, mientras que un funcionario entrenado para garantizar que se conserve la seguridad al interior de los estadios, podría acarrear el doble de estos gastos.

Con respecto a la situación de las barras futboleras en esa región del país, el líder deportivo aseguró que las autoridades han venido avanzando en pactos para evitar situaciones de agresiones y de organización de los hinchas.

"Hemos hecho unos acercamientos para que se regulen en el accionar y en lo que ingresan al estadio como trapos, banderas, percusión, además del acompañamiento social de la Alcaldía" señaló.

Por su parte, Tulio Gómez gerente del América de Cali, indicó que retirar a la policía de los estadios del país, obligaría a que los partidos se jueguen a puerta cerrada, para evitar cualquier tipo de alteración.

"Es muy difícil un estadio con 35 mil personas sin la fuerza pública... las autoridades generan respeto y no es lo mismo una seguridad privada y en mi concepto sería peligroso no contar con esa seguridad" expresó.

El Gerente del América añadió que esta decisión haría inviable la continuidad del fútbol profesional en el país.

"Es necesaria la fuerza pública en los estadios, pero sobretodo en el tema de la seguridad... no es lo mismo el trabajo que hace la fuerza privada con algunos 'revoltosos' que van a pelear a los estadios" manifestó.