Rigoberto Urán
Rigoberto Urán
AFP
30 Jul 2022 12:23 AM

Clásica San Sebastián 2022: Cómo quedaron los colombianos

El mejor colombiano fue Rigoberto Urán
Agencia
AFP

Recorrido de 224,8 kilómetros que comenzó en Donostia y pasó por las localidades de Orio, Zarautz, Guetaria, Zumaia y Deba antes de adentrarse en Elgoibar para subir al puerto de Azkárate (3ª categoría, 4,2 kilómetros al 7,3%). 

Vea también: Argentina derrotó a Paraguay en la Copa América Femenina

Remco Evenepoel terminó con el triunfo tras una escapada por más de 45 kilómetros en solitario. El pedalista del  Quick-Step Alpha Vinyl Team logró imponerse con una contundente ventaja sobre Pavel Sivakov, ciclista francés que corre para el Ineos Grandiers.

Sivakov ocupó el segundo puesto, a cerca de dos minutos, por delante del belga Tiesj Benoot, a más de dos minutos y medio. Evenepoel, vencedor en abril de la Lieja-Bastoña-Lieja, no había vuelto a correr desde su título de campeón de Bélgica de contrarreloj el 23 de junio.

La joven promesa del ciclismo siguió una concentración en altura de tres semanas, en el norte de Italia, con el objetivo de preparar la Vuelta a España, su gran objetivo de la segunda mitad de la temporada.

Durante la prueba, el mejor colombiano fue Rigoberto Urán que terminó en el noveno puesto a 4'09'' del ganador. Esteban Chaves cruzó la línea de meta en la casilla 20 con el mismo tiempo de Rigo.

Brandon Rivera del Ineos Granadiers acabó en el puesto 35 a 5'20'' de Remco Evenepoel.

En la prueba por la ciudad vasca, los corredores que habían disputado el Tour de Francia acusaron la fatiga de tres semanas de competición. Entre otros, el esloveno Tadej Pogacar, que se quedó rezagado en la subida al Jaizkibel a 63 kilómetros de meta, y el francés David Gaudu. 

Le puede interesar: Nicholas Latifi brilla en los ensayos libres del GP de Hungría

Evenepoel rompió la carrera en Erlaitz, la principal dificultad del recorrido (4 km a más del 10 %). El británico Simon Yates estuvo a su rueda en un primer momento antes de verse obligado a soltarlo, y de verse alcanzado por los perseguidores para finalizar sexto.