tierraslafm.jpg
11 Mayo 2017 03:56 PM

Puntos más polémicos sobre ley de tierras se discutirán en el Congreso vía fast track

"Doy un parte de tranquilidad y respeto absoluto a la propiedad privada".

El proyecto de ley de tierras que ya fue presentado ante la comisión de seguimiento de los acuerdos de paz por parte de la Agencia Nacional de Tierras, será tramitado por dos vías; el grueso de la discusión se dará en el Congreso de la República vía fast track, y otra por decreto, el cual crea el fondo de tierras. Así lo explicó el ministro de Agricultura, Aurelio Iragorri.

El jefe de la cartera agropecuaria insistió en que esta iniciativa no va en contra de la propiedad privada como lo han manifestado algunos sectores; "doy un parte de tranquilidad y respeto absoluto a la propiedad privada, no pasaremos las líneas rojas. Lo que busca la Ley es brindar seguridad jurídica a las inversiones en el campo, llenando los vacíos de la legislación actual, titulación y formalización, que es la manera de darle acceso a la gente a crédito y otros servicios".

Igualmente, Iragorri explicó que a partir de la próxima semana se hará un proceso de consulta previa con las comunidades indígenas, afro y gitanas, y agregó que el texto tiene en cuenta las 1.500 observaciones que se recibieron por parte de los diferentes actores del agro a lo largo y ancho del país, en la socialización del texto borrador.

Puntos centrales del texto

Dentro de los asuntos más relevantes que están consignados en este Decreto-Ley se encuentra la creación del Fondo de Tierras, la posibilidad de titular predios en zonas de reserva forestal, y la simplificación y unificación de los trámites.

El decreto Ley, que se presentó a la comisión de seguimiento de la implementación de los acuerdos, incluye los siguientes puntos:

Crea el Fondo Nacional de Tierras que se alimentará de tres fuentes: tierras adquiridas o compradas por el Estado colombiano para redistribuir, tierras que fueron de los narcos y que ya tuvieron un proceso de extinción de dominio y baldíos indebidamente ocupados.

Unifica la forma de acceder a tierras pues hoy hay 53 trámites distintos, así que el propósito es tenerlo en un solo trámite.

Permite entregar la escritura a las personas que están en zona de reserva forestal y que llevan años esperándola. Esta clase de titulación también generará obligaciones respecto al cuidado y protección del medio ambiente.