Iglesias Católicas con protocolos de bioseguridad / Coronavirus en Colombia
Inaldo Pérez - Sistema Integrado Digital
6 Oct 2020 10:15 AM

Protocolos de bioseguridad en iglesias ¿realmente funcionan?

Tras varios meses de cierre, los templos se mantienen abiertos con distancia social y controles de temperatura entre los fieles.
Daniel Arias
Daniel
Arias Bonfante
@AriasBonfante

La toma de temperatura y el uso obligatorio de tapabocas hacen parte de la nueva normalidad, que incluso se refleja en la fe de los ciudadanos y en sus prácticas religiosas que se van reanudando con la reapertura de distintos templos en Bogotá, tras el primer pico de coronavirus. 

Al respecto, es claro que hay estrictos protocolos de ingreso como los mencionados. Además, se da la estricta toma de datos e incluso la asignación de la silla en donde estarán los fieles, distanciados entre sí. 

Lea también: Abren indagación por concierto de Avianca en pleno vuelo

Quienes visitan esos espacios para practicar su fe, aseguraron que están satisfechos con las medidas sanitarias tomadas para evitar contagios masivos y celebraron el regreso de las misas presenciales, a pesar de la situación epidemiologica por la pandemia de coronavirus.

“Es muy bueno porque tenemos una fe y es bueno encontrarse otra vez con Dios. Es diferente ver la misa por un televisor o internet que estar frente a él que está en la ceremonia”, afirmó un creyente quien dijo que sí cree que los protocolos funcionan. 

“Esto es importante porque el pueblo colombiano en su mayoría es católico y su fe es importante poderla expresar en los templos. Los protocolos son adecuados”, agregó un ciudadano que visitaba una iglesia en la localidad de Teusaquillo. 

Le puede interesar: Centrales obreras convocan paro nacional para el 21 de octubre

“En la mayoría de iglesias en las que he estado los protocolos que se han implementado han estado acordes a lo que están pidiendo las autoridades pero lo más importante es que cada uno lo haga parte vital de nosotros”, indicó otro creyente. 

Las iglesias han optado por hacer listas de creyentes que ingresan, toman su temperatura y les asignan una silla determinada en la que deberá escuchar toda la ceremonia y que están separadas entre sí para evitar aglomeraciones. 

Ya no se entrega la comunión en la boca y no se hace fila para esto. Además, no se pueden dar saludos de paz con apretones de mano, besos o abrazo entre los participantes de las ceremonias religiosas.

Fuente
Sistema Integrado de Información