DIPUTADAANGELAHERNANDEZTWITTERLAFM1.jpg
1 Mayo 2018 02:03 PM

Por amenazas de muerte, diputada cristiana Ángela Hernández se irá para EE.UU.

Aseguró que las intimidaciones vienen de parte de la comunidad LGBTI, a tal punto, que le advierten sobre atacarla con ácido.

Por amenazas de muerte, según ella de parte de la comunidad LGBTI, la diputada cristiana de Santander, Ángela Hernández, anunció que partirá hacia los Estados Unidos.

La decisión la tomó Hernández luego de dirigir todas las pruebas de amenazas de muerte que ha recibido a la Unidad Nacional de Protección sin obtener, de acuerdo a su versión, resultados positivos sobre su seguridad.

La líder santandereana sostuvo que en próximos días se trasladará a Estados Unidos a dar a luz a su hijo y a buscar garantías de vida después de recibir amenazas de posibles ataques con ácido de algunos integrantes de la comunidad LGBTI.

“Desafortunadamente este tipo de agresiones vienen de algunos colectivos y activistas de la población Lgbti y aclaro que no son todos pero hay personas agresivas e intolerantes que nos vienen haciendo Matoneo. Hay agresiones en donde escriben que me van a buscar para echarme ácido en el rostro y que ya tienen todo listo para entrar al hospital, hay amenazas por redes sociales y también telefónicas, esto ya lo sabe la UNP y la misma Fiscalía”, recalcó.
Agregó que las autoridades colombianas no han garantizado su seguridad aún cuando de por medio está su hijo quien reposa en su vientre y sigue siendo víctima de ataques e intimidaciones en espacios públicos de Bucaramanga.
“Al día de hoy seguimos sin seguridad, por eso tengo que acudir a Estados Unidos el 8 de mayo del presente año a presentarme ante la Corte para remover el caso en donde la UNP lo único que me ha dado es un botón de pánico y aún cuando se exigió que debía contar con seguridad no la he obtenido”.
Ángela Hernández aseguró que algunas personas han llegado hasta las instalaciones de la Asamblea Departamental a intimidarla y a lanzar amenazas de muerte, por lo que considera que la mejor decisión es irse del país en compañía de su esposo y su hijo en el vientre.

La diputada agregó que pedirá que su caso, el cual fue denunciado desde agosto cuando convocó a una marcha en defensa del modelo tradicional de familia, quede en manos de las autoridades estadounidenses en donde permanecerá mientras en Colombia se garantiza su estadía y su seguridad.