Vacuna anticovid de Pfizer
Vacuna anticovid de Pfizer
AFP
21 Abr 2021 05:22 PM

Pfizer no venderá su vacuna contra el coronavirus a privados

Según la entidad, se le dará prioridad a los acuerdos con los gobiernos.
Iván Hernández
Iván
Hernández
@IvanHernandezE

La empresa farmacéutica Pfizer anunció que no venderá su vacuna contra la covid-19 a empresas privadas en Colombia, dado que la prioridad son los acuerdos establecidos con gobiernos en diferentes países del mundo.

Según esa compañía, "en el contexto actual de emergencia, no está prevista la venta a privados de la vacuna de Pfizer/Biontech contra Covid-19. Para asegurar la equidad en el acceso a su vacuna durante esta etapa de la emergencia global, las compañías están priorizando sus dosis disponibles para los acuerdos de suministro celebrados con los gobiernos nacionales y organizaciones supranacionales como el mecanismo COVAX".

También puede leer: Colombia sigue por encima de las 400 muertes diarias por coronavirus

Pfizer manifestó que el proceso se hace proporcionando dosis de acuerdo con los canales de distribución y los lugares de vacunación designados, "sujeto a la autorización o aprobación regulatoria correspondiente".

No obstante, dijo que "reconoce el valor del sector privado en la mitigación del impacto de la pandemia e informará a las partes interesadas una vez se den las condiciones necesarias para poder ampliar sus opciones de suministro".

De otro lado, esa empresa de Estados Unidos aseguró que detectó versiones falsas de su vacuna contra la covid-19 en México y Polonia.

Las investigaciones, realizadas en colaboración con las autoridades locales, detectaron cómo 80 personas en México recibieron una vacuna falsa etiquetada como suero de Pfizer y BioNTech por un precio de 1.000 dólares por dosis.

Consulte también: Llegaron al país 549.000 dosis de la vacuna de Pfizer

Esas dosis fueron administradas en febrero en una clínica del estado de Nuevo León y contenían simplemente agua destilada. Las autoridades mexicanas detuvieron a 6 personas.

Pfizer trasladó algunos de los viales a uno de sus laboratorios en EE.UU. y examinó las vacunas falsas, hasta el punto de detectar que incluso el adhesivo de las ampollas con información sobre caducidad y lote había sido falsificado.