Excombatiente asesinado Antioquia
Cortesía: Partido Comunes.
14 Feb 2021 11:32 AM

Otro excombatiente de Farc fue asesinado en Cañasgordas, Antioquia

El partido Comunes recordó que el hombre “fue amenazado desde agosto del año pasado y se tuvo que desplazar a Medellín".
Ana María Londoño Ortiz
Ana María
Londoño Ortiz
@anamalortiz

A la altura del municipio de Cañasgordas, en el occidente de Antioquia, hombres armados interceptaron la motocicleta en la que se desplazaban el excombatiente de las FARC, Leonel Antonio Restrepo y un familiar. 
 
Los delincuentes dispararon en repetidas oportunidades ocasionando la muerte en el sitio del firmante de paz; el acompañante falleció horas después en un centro asistencial de Frontino.  

Le puede interesar: Negociadores del ELN no serán extraditados por Cuba a Colombia
 
Restrepo, que perteneció al frente 34 de las FARC, había adelantado su proceso de reincorporación en el ETCR de la vereda La Blanquita, ubicado en Frontino, también el occidente del departamento. 
 
Duván Jaramillo, consejero de derechos humanos del partido Comunes en Antioquia, denunció que Leonel Restrepo “fue amenazado desde agosto del año pasado y se tuvo que desplazar a Medellín. En ese momento se activaron las rutas que fueron insuficientes”. 
 
Aunque el ataque ocurrió en la mañana del sábado 13 de febrero, el cuerpo solo se pudo reconocer en las horas de la noche. 
 
Este hecho se suma al hallazgo del cuerpo sin vida de Juan Carlos Correa, que había sido retenido desde el 23 de enero  por desconocidos que se movilizaban en una camioneta por una carretera a la altura de San Andrés de Cuerquia, en el Norte de Antioquia. 

Lea además: Justicia por mano propia terminó con un hombre con las manos cortadas en Cali
 
Pese a que las labores de búsqueda de Correa se iniciaron desde el día de su desaparición, el cuerpo solo fue encontrado 22 días después en una fosa. 
 
En Antioquia se han reportado tres asesinatos de firmantes de paz durante los dos primeros meses del año. El primer homicidio fue el de Yolanda Zabala de 22 años, que fue atacada mientras se desplazaba con su hermana menor por las calles de Briceño. 

El partido Comunes aseguró que los familiares de las personas en proceso de reincorporación también están en peligro. Tres integrantes del círculo cercano de los excombatientes han sido asesinados y por lo menos 20 familias han recibido amenazas.