Sacerdote falso
Foto tomada de AFP
26 Sep 2020 07:17 PM

Murió el padre Gonzalo Palacio, investigado por presunta participación 'Los 12 apóstoles'

Luego de los actos litúrgicos a los que solo asistió su familia, el cuerpo de Palacio fue trasladado hasta el cementerio Campos de Paz.
Ana María Londoño Ortiz
Ana María
Londoño Ortiz
@anamalortiz

En una eucarística privada que se realizó en la parroquia San Joaquín, en el barrio Laureles de Medellín, este sábado se realizaron las exequias de Gonzálo Javier Palacio Palacio, exsacerdote investigado por su presunta participación en la conformación de “Los doce apóstoles”, grupo paramilitar con el que también se relaciona a Santiago Uribe Vélez, hermano del expresidente Álvaro Uribe Vélez. 
 
Gonzálo Palacio Palacio estuvo detenido durante diez días luego de que se encontrara un revólver calibre 38 en un allanamiento que se hizo en la casa cural de la parroquia La Merced de Yarumal en 1994. 

Lea aquí:Desgarrador relato de mujer maltratada que se lanzó al mar al enterarse que ya no tenía medida de protección
 
Si bien en ese momento la Fiscalía no encontró motivos serios para que permaneciera privado de la libertad, tampoco encontró elementos suficientes para desvincularlo de las investigaciones por los asesinatos ocurridos en este municipio entre 1993 y 1994 y que se le atribuyen a la estructura paramilitar. 
 
Por eso se determinó que estaría en libertad  condicional, situación en la que estuvo hasta su reciente muerte a los 87 años, por causas que aún son desconocidas.
 
El padre, que pertenecía a la diócesis de Santa Rosa de Osos, llegó como sacerdote de Yarumal el 01 de octubre de 1960 y era reconocido por su cercanía con los preceptos de monseñor Miguel Ángel Builes.

Lea además: Santos minimiza ataque de Uribe expresando que "no tengo ningún afán de participar en política"
 
Varios testigos de la investigación por la muerte de más de 45 personas en esta localidad del Norte antioqueño, aseguran incluso que el nombre de “Los doce apóstoles” tiene mucho que ver con la supuesta participación del religioso, que años después del escándalo, fue trasladado a una parroquia en el occidente de Medellín. 
 
Luego de los actos litúrgicos a los que solo asistió su familia, el cuerpo de Palacio fue trasladado hasta el cementerio Campos de Paz donde fue cremado.