Los tres militares no podrán entrar a Colombia por diez años.
Los tres militares no podrán entrar a Colombia por diez años.
Cortesía: Migración Colombia
10 Ago 2020 09:39 PM

Migración Colombia confirma expulsión de tres militares venezolanos que ingresaron de manera ilegal

Argumentaron que cruzaron la frontera buscando agua y comida ya que en Venezuela no consiguen.
Aldair José
Rodríguez Suárez
@AldairJ_R

El Ejército de Colombia detuvo en las últimas horas a tres militares venezolanos quienes estarían al servicio del presidente Nicolás Maduro y que ingresaron de manera irregular a la zona conocida como Castilletes, al extremo norte de La Guajira.

Lea también: TLC entre Colombia y Japón es un peligro para la reactivación del país: CUT

Se trata de los sargentos Darwin José Patiño, Francisco Ostier Navarro y Luis Alberto Hernández Baptista, quienes al ser sorprendidos, argumentaron que cruzaron a Colombia por agua y comida ya que en Venezuela no consiguen, versión que resultó dudosa para las autoridades que investigan si en realidad ingresaron al país con fines de espionaje.

Migración Colombia confirmó que se tomó la determinación de expulsarlos de manera definitiva del territorio y prohibir su entrada en próximas ocasiones, al menos por diez años.

“Los militares ingresaron por el área conocida como cuatro bocas en Castilletes, tropas del ejército que están de manera permanente en la zona lograron avistarlos de inmediato fueron rodeándolos, posteriormente  capturados y luego trasladados vía aérea hasta el municipio de Maicao; el día de hoy fueron llevados hasta Paraguachón y expulsados hacia su país de origen”, indicaron fuentes del gobierno.

Castilletes, la zona donde fueron sorprendidos los tres hombres, se encuentra en la alta guajira, su ubicación es estratégica ya que es uno de los puntos sobre los cuales se basa la delimitación de las fronteras terrestres y marinas de Colombia y Venezuela.

Le puede interesar: En libertad quedaron seis ciudadanos secuestrados por grupo armado en Cauca

No es la primera vez que hechos como estos suceden en la línea limítrofe; el 11 de junio de este mismo año las autoridades expulsaron a Gerardo Rojas Castillo, un militar activo en Venezuela que durante varios meses se hizo pasar por desertor con la intención de espiar al ejército colombiano.