Cristóbal Anaya González, un líder social de 51 años de Lebrija, Santander, fue hallado sin vida en zona boscosa de la vereda La Estrella.
Suministrada/ RCN Radio
25 Feb 2020 07:51 AM

Líder social reportado como desaparecido, fue encontrado sin vida y con signos de tortura

Los hijos del hombre encontraron el cuerpo en medio de la maleza,cerca a su finca.
Slendy
Blanco Suárez
@SlendyBlanco2

Luego de ser reportado como desaparecido desde la semana pasada, el líder social de 51 años Cristóbal Anaya González, oriundo de Lebrija, Santander, fue hallado sin vida en zona boscosa del corregimiento Uribe Uribe, en la vereda La Estrella, de este mismo municipio.

El cuerpo del hombre registraba un impacto de arma de fuego en la cabeza, degollamiento y cortes con arma blanca, lo que generó el rechazo de sus familiares, allegados y los habitantes de Lebrija.

Lea también: Ganadero fue secuestrado en zona rural de Cúcuta

Las primeras versiones señalan que los hijos del líder social se desplazaron hasta la finca al no tener conocimiento del paradero de su padre. Al iniciar la búsqueda, hallaron unas botas en medio de la maleza, lo que los condujo hasta el cuerpo sin vida del hombre.

Según William Cristancho, defensor de los derechos humanos y compañero de Anaya González, el líder social “se encontraba desaparecido desde el jueves y los hijos fueron a buscarlo. Lo encontraron el sábado en la mañana con un tiro en la cabeza, degollado y con una abertura en su estómago”.

Anaya González era líder social en Lebrija y Sabana de Torres, fue uno de los fundadores del Hogar Jesús de Nazaret, ubicado en el centro de Bucaramanga y también fue el fundador de la Corporación de Derechos Humanos de los Sobrevivientes de Minas Antipersonal y Atentados en Colombia.

Lea también: Casa por cárcel a vinculados en corrupción en el PAE del Atlántico

Los familiares de la víctima pidieron a las autoridades iniciar una investigación, pues señalan que el líder social no tenía amenazas en su contra ni contaba con esquema de seguridad y que su trabajo consistía en mediar sobre casos de violación de derechos humanos en el municipio, por lo que era bien conocido en el sector.

Tampoco se ha podido establecer si los hechos se produjeron en medio de un intento de robo en la finca, pues el hombre no contaba con ningún tipo de compañía.

Según sus allegados, Cristóbal Anaya era una persona muy solidaria y siempre estaba presto para ayudar a la comunidad de la vereda donde residía. Se trasladaba hasta Sabana de Torres con el fin de ayudar a personas víctimas de minas antipersonal.

Fuente
Sistema Integrado de Información