En Cali fueron cerrados temporalmente cinco establecimientos, que violaban las normas de prevención por COVID-19.
En materia de movilidad, el parte fue positivo, debido a que la circulación en automotores mostró una reducción, en comparación con pasados puentes festivos.
Cortesía Alcaldía de Cali.
24 Jul 2020 11:36 AM

Ley seca y toque de queda en Cali durante el resto del mes

La ciudad sigue en alerta naranja y cinco de sus comunas en alerta roja.
Lina
Cárdenas
@liniscar

El alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, anunció toque de queda y ley seca a partir de este viernes y hasta el 31 de julio en toda la ciudad.

“Vamos a impartir una ley seca y un toque de queda durante todo el fin de semana. Mantendremos las medidas durante toda la temporada hasta el 31 de julio. Los horarios entre semana podrían variar”, afirmó el mandatario local.

Le puede interesar: ¿Por qué las funerarias tardan hasta tres días en recoger los cadáveres?

Viernes, sábado y domingo el toque de queda irá de 9 de la noche a 6 de la mañana y depende del comportamiento que tenga el COVID-19 en los próximos días se determinará el horario de las medidas entre semana. 

“Lo otro que hemos decidido es que nos mantendremos en una alerta naranja y con una alerta roja en determinadas comunas, donde tenemos una mayor presencia de casos”, dijo Ospina.

En las comunas de alerta roja continuará la presencia institucional con operativos por parte de la Secretaría de Seguridad y la Policía verificando el cumplimiento de las medidas.

También hará presencia la Secretaría de Salud municipal con hospitales móviles realizando tamizajes a la población para controlar y detectar casos positivos por coronavirus.

Ospina convocó a la ciudadanía a realizar una cuarentena voluntaria por estos días como un regalo para Cali en la conmemoración de sus 484 años de fundación este 25 de julio. 

Lea además: Campesinos desplazados en Catatumbo, entre la necesidad y la incertidumbre

Sin embargo, de aumentar los casos del coronavirus y la indisciplina de las personas, la cuarentena sería obligatoria.

Por su parte, los establecimientos gastronómicos de la zona urbana y rural, que laboran en horarios nocturnos, le solicitaron a la alcaldía la modificación del horario de inicio del toque de queda.

 “En ese sentido, si solo podemos atender con “pedidos para llevar” y domicilios, hasta las 08:00 o 09:00 de la noche, tendríamos solo una hora u hora y media, lo cual nos impide ocupar a nuestros colaboradores; pues estos deben trasladarse e invierten más en transportes, que lo que realmente reciben", explicó Alexander Vallejo, presidente de la Asociación Gastronómica de la Vía a Cristo Rey.

Cabe mencionar que la Gobernación del Valle decretó el toque de queda hasta el 31 de julio en todo el departamento.