Congreso-LA-FM-Colprensa.jpg
Colprensa
21 Nov 2017 03:15 PM

Ley de Infraestructura pasó a conciliación en el Congreso

La Cámara aprobó en el último debate el proyecto de Ley de Infraestructura con el que el Gobierno busca formalizar la contratación de obra pública en el país.
La
Fm

Durante el último debate que se realizó con este proyecto, los legisladores tumbaron iniciativas como la de cambiar las vías férreas por carreteras en las diferentes ciudades que lo vean convenientes, la destinación de vigencias futuras en el último año de gobierno o le exclusión de alcaldías y gobernaciones del uso de “pliegos tipo”.

El ministro de Transporte, Germán Cardona, sostuvo que con el último debate en este proyecto se podrán estandarizar los requerimientos para la adjudicación de obras en el país y de esta forma acabar con la entrega de contratos “a dedo”.

“Aquí lo que estamos logrando es un parte de tranquilidad para los ciudadanos frente al tema de la corrupción y con los empresarios y el sector bancario, en lo que tiene que ver con las garantías de inversión en estos proyectos, se acabaron las prácticas corruptas y eso es algo que debemos destacar”, dijo Cardona.

Por su parte, el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, sostuvo que el articulado del proyecto de Ley de Infraestructura deja estipulado que los grandes empresarios no podrán competir contra quienes apenas empiezan a licitar obras con el Estado.

“Lo que estamos buscando es que haya garantías de inversión, que exista pluralidad de oferentes, que los contratos no siempre queden en manos de los mismos y que estos no sirvan para pagar los apoyos en las elecciones; es por eso que creemos que vamos por buen camino y ahora debemos mantenerlo logrado en la conciliación”, dijo el funcionario.

Pese a que esta iniciativa obtuvo el respaldo de gran parte de las mayorías en la Cámara, algunos representantes como Inti Asprilla pidieron en la conciliación con el Senado no se reviva el articulado que se tumbó durante el último debate.

“Aquí estábamos viendo algunos artículos que beneficiaban a personas como el señor Enrique Peñalosa, permitiéndole llenar a Bogota de TransMilenio en el último año de su gobierno, gracias a Dios pudimos tumbar eso y esperamos que ahora no lo revivan”, dijo el legislador.

En caso de ser aprobada la conciliación en el Congreso y posteriormente sancionada por el presidente Santos, el Gobierno tendrá un periodo de seis meses para reglamentar los “pliegos tipo” en el proyecto de Ley de Infraestructura, los cuales deberán ser de obligatorio cumplimiento tanto para la administración Nacional, como para las departamentales y municipales.