Cabina desinfectante en el Hospital San Jorge
Suministrada
30 Abr 2020 02:55 PM

Invima negó autorización a uso de productos de higiene doméstica para cabinas desinfectantes

Las cabinas y túneles de desinfección no son considerados dispositivos médicos ni productos cosméticos para uso en humanos.
Diana Cabrera
Diana
Cabrera
@dianamileca

El Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima) afirmó que las cabinas y túneles de desinfección no son considerados dispositivos médicos ni productos cosméticos para uso en humanos.

Según la entidad, los productos de higiene doméstica que tengan notificación sanitaria del Invima no están autorizados para uso sobre el cuerpo humano, únicamente en superficies, utensilios, prendas de vestir u objetos que posteriormente tendrán contacto con las personas.

Lea aquí: Capturas por violencia intrafamiliar llegan a 437 durante cuarentena

“La Decisión 706 de 2008 enfocado a la “Armonización de Legislaciones en materia de Productos de higiene doméstica y absorbentes de higiene personal” solo contempla desinfectantes sobre objetos y superficies inertes que en muchas ocasiones podrían generar efectos adversos sobre la piel, los ojos y el cuerpo humano en general”, indicó el Invima en un comunicado.

Agregó que los productos de higienes domésticas y absorbentes de higiene personal, además, están diseñados solo para uso en el hogar y no en la industria, centros comerciales o en la calle.

“De modo que, si se pretendiera utilizar un producto de higiene doméstica que tenga Notificación Sanitaria del Invima, no estaría autorizado para su utilización sobre el cuerpo humano, únicamente en superficies, utensilios, prendas de vestir u objetos que posteriormente tendrán contacto con las personas”, resalta.

El Invima recomienda seguir las recomendaciones del Ministerio de Salud y la Organización Mundial de la Salud (OMS) para la prevención del contagio del virus COVID-19.

Lea además: Dos capturados tras agresión a médico Iván Santos y su familia, en Bogotá

“De acuerdo con el Ministerio de Salud y Protección Social, algunas empresas han puesto a disposición estas tecnologías sin contar con estándares de calidad, eficiencia y evidencia científica que brinden seguridad al consumidor”, manifestó.

Agregó que se están utilizando para la aspersión sobre personas, diferentes productos cuyo uso autorizado es la desinfección de superficies, equipos, dispositivos médicos o el tratamiento y desinfección de aguas residuales.

“No está permitido su uso como desinfectante de aplicación directa sobre humanos teniendo en cuenta que  aún no existe una evaluación de los posibles riesgos sobre la salud humana”, puntualiza.