Intervención a la Nuevo ESE Hospital San Francisco de Asís de Quibdó.
Intervención a la Nuevo ESE Hospital San Francisco de Asís de Quibdó.
Cortesía Superintendencia de Salud.
11 Jun 2020 06:57 PM

Intervienen la Nueva ESE Hospital San Francisco de Asís de Quibdó

Supersalud consideró que el centro médico vive una situación “insostenible".
Johanna Ramírez Gil
Johanna
Ramírez Gil
@johannarami

Tras detectar más de 60 hallazgos que hacen inviable su funcionamiento y que ponen en riesgo la atención de los usuarios, la Superintendencia Nacional de Salud intervino forzosamente y tomó posesión de la Nueva ESE Hospital San Francisco de Asís de Quibdó, para administrarla por un año.

El actual representante legal fue removido del cargo y en su reemplazado fue nombrado el agente interventor especial, Camilo Eduardo Ramírez.

En las dos visitas de inspección, la Superintendencia de Salud halló “877 consultas represadas, 40 procedimientos pendientes, deudas al personal médico por más de cuatro meses, desabastecimiento de insumos y medicamentos”.

Lea además: Contagios de coronavirus en Colombia se elevan a 45.212

El delegado de Medidas Especiales, Germán Guerrero, aseguró que la situación del centro médico era insostenible.

"El hospital tiene deudas con el personal médico, carencia de medicamentos, cirugías represadas, malas prácticas higiénicas y una deficiente planeación administración. Tiene serias dificultades que atentan contra la adecuada prestación de servicios máxime cuando se está en medio de la pandemia", indicó.

Más información: Gobierno entregará canastas de alimentos a menores confinados

La Superintendencia de Salud consideró que el hospital tiene “serias dificultades en la atención” a los pacientes, siendo un riesgo para la población vulnerable en medio de la pandemia.

Hay fallas en la calidad en el laboratorio clínico, en las transfusiones de sangre, en el servicio farmacéutico, en la manipulación de alimentos que se les suministra a los usuarios,  en el control de plagas, no cumple protocolos de bioseguridad, no identifica a los pacientes con manillas, entre otras irregularidades.

El agente interventor deberá formular un plan de acción para estabilizar las finanzas y corregir los problemas administrativos, que permitan brindar una atención de calidad a los habitantes de Chocó.