Yadira Perdomo dice que la Navidad del 2018 será nueva y en la que espera bailar.
Yadira Perdomo dice que la Navidad del 2018 será nueva y en la que espera bailar.
Cortesía /Yadira Perdomo
15 Oct 2018 06:29 PM

Gracias a un marcapasos pélvico, joven colombiana volvió a caminar

Yadira quedó en silla de ruedas tras una "broma" que le jugaron en el colegio.

El 25 de agosto del 2009 la vida de la familia Perdomo Altamiranda cambió radicalmente cuando su hija Yadira Perdomo, de tan solo 14 años, cayó desde un tercer piso por una 'broma' que sus compañeros de colegio le jugaron.

Ocho años después volvió a caminar gracias a un marcapasos pélvico que le fue instalado en los Estados Unidos.

"Soy la primera joven electrónica, me colocaron un neuro-estimulador qué se llama marcapasos pélvico, el cual permite captar las señales que se han perdido en la médula espinal.  Lo que hace este marcapasos es que con unos electrodos que se ponen arriba de la lesión, se envían unos impulsos y se recupera la sensibilidad y el movimiento de las piernas", explicó Yadira.

Su misión, contó, es dictar charlas basadas en el perdón alrededor del mundo.

"Los jóvenes somos muy susceptibles a las iras, a la rabia y queremos tomar venganza (...) entonces enseñándoles el valor del perdón llegamos a tolerarnos un poco. También hay que ver que los padres de familia han dejado a sus jóvenes muy solos y eso causa violencia".

Nueva Navidad

Yadira Perdomo manifestó que espera disfrutar al máximo esta Navidad. 

"Va a ser mi nueva Navidad, nueva porque es un renacer. Llevo muchos años sin saber qué es bailar, sin saber qué es disfrutar. Ahora puedo mover las piernas".

'Cumbión', de Rodolfo Aicardi, es la canción que se espera gozar en este fin de año: "es la que más me gusta, es mi sueño volver a bailar esta música".

Ocho años atrás

Yadira sostuvo que durante varios años fue víctima de matoneo por parte de sus compañero de colegio. En 2009 Ángela Altamiranda, su madre, contó el triste episodio.

"Ellos hicieron una escalera humana y la obligaron a subir, cuando estaba allí le empujaron el pie de apoyo y la hicieron caer".

En ese momento la adolescente sufrió un trauma cráneo-encefálico, fractura múltiple de columna y serias complicaciones renales.

"Mi niña quedó en silla de ruedas, tiene que usar sonda, se deterioró totalmente su vida. No solo cambió la vida de ella, todos en la familia tuvimos que alterar nuestras vidas por la niña", narró en su momento Altamiranda.

Fuente
Sistema Integrado de Información