Indígenas
RCN Radio
24 Jun 2020 06:52 PM

Gobernador de Risaralda pide castigo ejemplar por abuso de menor indígena

Autoridades iniciaron las investigaciones para esclarecer este caso en el que se vieron implicados militares.
Luis Fernando
Marín Echeverry
@luisfdo87

Ante la indignación generada por el caso de abuso sexual de una menor de 13 años, perteneciente a la comunidad indígena Embera Katío de Risaralda, al parecer por parte de un grupo de soldados del Batallón de Artillería San Mateo, el gobernador de Risaralda, Víctor Manuel Tamayo Vargas, le pidió a las autoridades castigar severamente a los responsables. 

Para el gobernador Tamayo, “este es un hecho lamentable, desde todo punto de vista, donde se vulnera, no solo la integridad de una mujer, sino la de una menor de edad y además la de toda la comunidad indígena de Risaralda, es por esto espero que el castigo sea severo y ejemplar, para que con ello se ayude a evitar que se vuelvan a repetir este tipo de actos repudiables en el territorio risaraldense”.

Lea también: Duque amenaza con estrenar la cadena perpetua con violadores de menor indígena

Sin embargo, paralelamente, el mandatario del departamento indicó que le parece también lamentable que este hecho, “que es ajeno a los principios demostrados por el Ejército Nacional durante tantos años, esté enlodando la buena imagen que se tenía en nuestro territorio de una institución que le ha dado tanta tranquilidad no solo a todo Risaralda, sino al país entero”.

Al mismo tiempo que se conocían en Risaralda las palabras del gobernador Tamayo Vargas, el presidente de la República, Iván Duque Márquez, señaló que “el país tiene que enfrentar con contundencia y con drasticidad cualquier agresión a un menor, cualquier asesinato y cualquier violación, sea quien sea, y aquí no podemos ser tolerantes frente a ninguna de esas conductas”.

Le puede interesar: Denuncian violación a niña indígena por grupo de militares en Risaralda

Adicionalmente, el presidente Duque apuntó en medio de la situación que “vamos a ir hasta el fondo de las investigaciones, y si nos toca estrenar con ellos (los soldados presuntamente en este caso) la cadena perpetua, la vamos a estrenar con ellos y con cualquiera que quiera pisotear la dignidad de un niño, que quiera pisotear la transparencia y la inocencia de cualquier niño”.